Inicio » Tenis » Equipo

Canchas duras: Preferidas por tenistas e hinchas

De las superficies del tenis, las canchas de asfalto o duras son las que mejor se adaptan a todos los estilos de juego. La mayoría de los tenistas se sienten más cómodos y los fanáticos también.

La gira norteamericana por canchas duras es probablemente la más esperada del año por la mayoría de los jugadores, especialmente los mejores del planeta, no sólo por jugarse una serie de torneos importantes, sino también porque la superficie es la preferida entre los mayores exponentes.

Comparados con las otras superficies de tenis como la arcilla –lenta- o el pasto –muy rápido- las canchas duras o el asfalto es considerado como un término medio, aunque claramente se equilibra hacia una superficie de velocidad, lo que la transforma en la favorita de aquellos que les gusta golpear fuerte y buscar tiros ganadores con rapidez.

Por lo mismo los grandes exponentes en la historia del tenis por lo general parten dominando en esta superficie casi como regla obligada, como Roger Federer, Pete Sampras, Andre Agassi, Guillermo Vilas, Jimmy Connors, John McEnroe, etc. Además la adaptación de los especialistas en arcilla al cemento casi siempre es mucho más fácil y menos traumático que en el caso contrario.

Tenis en Cancha Dura

Foto: EFE

Tenis en Cancha dura.

La gran ventaja que tienen las canchas duras es que el bote es parejo al ser una superficie plana, y además como no posee algún material extra como arcilla o césped que alteran el movimiento de pelota, la velocidad es regular, aunque puede variar según la confección de la pista para intentar hacerla un poco más rápida.

Así en canchas de asfalto se ven puntos mucho más cortos ya que la velocidad de la pelota hace difícil aguantar un ritmo demasiado alto, y así los tiros ganadores son mucho más fluidos y lo más favorecidos son aquellos jugadores de potencia –muchos de ellos de poca paciencia- que buscan tomar temprano el control del punto y definirlo rápido. El hecho de que la pelota vaya rápido además hace innecesario buscar tanto las líneas, por lo que una colocación buena pero no perfecta puede bastar para ganar un tanto.

De esta forma los golpes que más pueden hacer daño son los tiros planos, que hacen que las bolas se eleven aún menos, además del servicio y las voleas que lógicamente reducen aún más el tiempo de reacción del rival, por lo que los tenistas con más recursos y variedad de tiros suelen sacar ventaja.

Los mismos tenistas además confirman el hecho de que el esfuerzo físico que realizan es menor por el hecho de ser puntos más cortos y que la estabilidad de la cancha permite establecer un patrón de juego más regular.

Como se puede inferir también puede hacer algunos puntos en contra. El hecho de que los golpes potentes sean constantes hace que el tiempo de reacción y preparación de los tiros sean mucho menores, por lo que es más común que el punto de impacto de la pelota no sea el ideal, lo cual puede eventualmente resentir el brazo al tener que forzar los movimientos.

Además la tentación que se genera por buscar tiros ganadores y agresivos también puede aumentar considerablemente los errores, si es que no se tiene una táctica más amplia o no se está con demasiada confianza, por lo que de todas formas lo más destacados siempre terminan siendo los más regulares por sobre lo más potentes.

En definitiva las canchas duras son las preferidas por los jugadores, ya que los más agresivos le sacan provecho a sus golpes e incluso los defensivos pueden utilizar de mejor forma la velocidad del contrario para neutralizar y contraatacar, y también para los fanáticos, que pueden ver partidos muy diversos con distintas tácticas y recursos, con un ritmo ideal.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X