Inicio » Tenis »

Del Potro: Encierro en un ascensor casi frustra triunfo histórico ante Djokovic

El argentino logró una resonante victoria en la primera ronda de Río 2016; antes, había vivido una pesadilla.

Guía de: Tenis

Gigante: Del Potro venció a Djokovic en la primera ronda de Río 2016 por 7-6 y 7-6 / www.lanacion.com.ar

Gigante: Del Potro venció a Djokovic en la primera ronda de Río 2016 por 7-6 y 7-6 / www.lanacion.com.ar

Los Juegos Olímpicos comienzan a entregar emociones fuertes. De esas que hacen valer la pena quedarse, para quienes no tienen la suerte de vivirlo en los estadios, largas horas frente al televisor.

Y si hablamos del tenis, no hubo que esperar demasiado para vivir una jornada espectacular. Los protagonistas de una extraña primera ronda -en Londres 2012 jugaron por la medalla de Bronce- fueron Juan Martín del Potro y Novak Djokovic: el serbio estaba obsesionado con la dorada, luego de lograr el tercer lugar en Beijing 2008.

Por su parte, el argentino necesitaba volver a sentirse pleno en una pista. El 2015 para el olvido, por lesión en su muñeca, necesitaba quedar atrás. Vaya si lo logró.

Como la propia “Torre de Tandil” confesó ante la prensa luego de un triunfo épico, memorable ante el número 1 del mundo por un doble 7-6, “el día había arrancado para el olvido y terminó siendo inolvidable”. Pero… ¿qué ocurrió?

A raíz de un corte de luz, “Delpo” se había quedado encerrado en un ascensor de la Villa Olímpica por espacio de 40 minutos, y pudo salir gracias a algunos integrantes de la delegación masculina de handball. El espíritu de solidaridad, infaltable en Río de Janeiro.

El día había empezado como para llorar. Y terminó a puro llanto: Djokovic, como prueba de la obsesión que representaba ganar en Brasil, fue la cara de la desazón y se retiró con lágrimas en los ojos.

Lo mismo hizo Del Potro, aunque, por supuesto, lo había invadido la emoción. Por la victoria, pero además porque sus tiros, en especial la derecha, lucieron como cuando ganó el US Open, en 2009.

Imposible determinar lo que “Nole” le dijo al oído al argentino cuando se saludaron en la red. Quedará entre ellos. Pero se vio con claridad como, tras ese breve diálogo, el tandilense comenzó a lagrimear. Y luego de un simple “gracias” junto a la bandera argentina que publicó en Twitter, lo que queda para el ganador es un breve descanso antes de enfrentar, en segunda ronda, al portugués Joao Sousa.

del-potro-rio-2016-1 del-potro-rio-2016-2

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X