Inicio » Tenis »

Del Potro logró épica remontada en el US Open: A pesar de la gripe venció a Thiem en cinco sets

El argentino no se sentía bien, pero se fue recuperando tanto en sus dolores como en cuanto al tenis y terminó dando vuelta un partido épico.

Guía de: Tenis

Lo hizo otra vez. En lo que parece ser una costumbre, Juan Martín del Potro les ganó a su rival y al sufrimiento. A su oponente y a él mismo. Sí, sobre todo, a su propio cuerpo que, una vez más, pareció conspirar contra sus objetivos.

Cuando parecía contra las cuerdas, sacó un orgullo y amor propios desde bien dentro para ganar un partido de locos. Ya acarreaba un estado gripal que no lo dejaba moverse con soltura.

Dominic Thiem se esfuerza para devolver un tiro de Del Potro / www.fairfieldcitizenonline.com

Dominic Thiem se esfuerza para devolver un tiro de Del Potro / www.fairfieldcitizenonline.com

Y en este partido frente a Dominic Thiem, por los octavos de final del US Open, incluso se lo vio con los ojos desorbitados. “Se me había hinchado un ojo producto de la congestión que tenía” diría después el tandilense, quien necesitó de la ayuda de algunos comprimidos.

Luego del segundo set (el marcador era de 1-6 y 2-6) todo hacía pensar que el austríaco se encaminaría hacia una cómoda victoria -llegó a contar con dos match points- aprovechando justamente la incomodidad de “Delpo”. Otra posibilidad era que el 28° del ranking ATP abandonara. Nada de eso sucedió.

El “score” final fue de 1-6, 2-6, 6-1, 7-6 (1) y 6-4 en 3 horas y 35 minutos. Queda claro, teniendo en cuenta la distribución de los games, que el tenis de Del Potro comenzó a fluir a partir del tercer parcial, lo que descolocó a su rival.

Parece que las remontadas, aquellas que dejan un sabor a hazaña, son del agrado del ganador del US Open en 2009. ¿Para qué sufrir tanto? se preguntarán muchos. Lo cierto es que partidos como este erizan la piel y conmueven a cualquier fanático.

Porque, por otra parte, se trató de un partidazo. Thiem, cuando está encendido, es una máquina de colocar tiros ganadores desde cualquier lugar de la pista. Y Del Potro, cuando lanza esas derechas tan características, se convierte de un jugador inofensivo en uno temible.

Cuando el saque del 8° del ranking salió, determinando el final del match, fue momento de mirar al cielo. De pensar en todo lo malo para gozar aun más este triunfo épico.

En la entrevista posterior a la victoria, consciente del aliento que recibió del público, la reportera se preguntó si el partido no se había jugado en Argentina, y le pidió a la “torre de Tandil” que pronunciara algunas palabra en español.

Muchas gracias por el apoyo que me dieron, que me sirvió para no rendirme y para no abandonar. Este partido lo voy a recordar por siempre” fue la frase que eligió Del Potro.

Ahora se viene un viejo conocido: Roger Federer, quien se deshizo sin problemas del alemán Phillip Kohlscreiber por 6-4, 6-2 y 7-5. En la previa, y dado el mencionado cuadro gripal, sumado al mayor desgaste al que se sometió el tandilense, el aspecto físico será el primer escollo a sortear.

Del Potro mira a cielo luego de derrotar a Thiem en un partido inolvidable / video.eurosport.co.uk

Del Potro mira a cielo luego de derrotar a Thiem en un partido inolvidable / video.eurosport.co.uk

Los otros partidos épicos del tandilense

Hablando de remontadas, la de anoche ya es la tercera. Si bien frente a Roger Federer (su rival de hoy en cuartos de final) en el partido decisivo de la edición 2009 no lo perdía por 2 sets a 0, tambén iba en desventaja y lo terminó ganando por 3-6, 7-6 (7-5), 4-6, 7-6 (7-4) y 6-2.

Luego, en la Copa Davis 2016 que Argentina le ganó a Croacia como visitante, con la serie 2 a 1 en favor de los locales, dio vuelta el marcador de una manera similar a la demostrada frente a Thiem.

Venció a Marin Cilic por 6-7 (4), 2-6, 7-5, 6-4 y 6-3, con el valor adicional de que se trataba de la Ensaladera, esa que siempre le había sido esquiva. En Zagreb, es decir, con la gente -al revés de lo que sucede en el US Open- en contra y un partido que para todos, menos para “Delpo”, parecía terminado.

Luego, Federico Delbonis completaría la faena dominando a Ivo Karlovic de principio a fin con un 6-2, 6-4 y 6-2. Por supuesto que no es nada fácil jugar un partido de esas características. Pero inspirado en su compatriota, el oriundo de la localidad de Azul, en la provincia de Bueno Aires, lo hizo posible.

Revisa los mejores momentos del milagroso triunfo de Del potro ante Thiem

 

 

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X