Inicio » Tenis »

El condenable gesto de Andre Agassi por Copa Davis ante Argentina: ¿Qué hizo?

Sucedió en 1988, en la final de la Zona Americana que disputaron Argentina y Estados Unidos; el tenista se ganó el repudio de todo el estadio.

Guía de: Tenis

www.elgrafico.com.ar

www.elgrafico.com.ar

Cuando se está disputando la final de Copa Davis entre Argentina y Croacia en la ciudad de Zagreb, donde los capitaneados por Daniel Orsanic intentarán ganarla y traerla a Latinoamérica por primera vez, desde aquí revisamos una perla que aconteció en la definición de la Zona Americana de 1988, otra vez con Argentina como protagonista.

En esa serie, el rival fue Estados Unidos, que llegó a Buenos Aires con un poderoso equipo. En realidad, con John McEnroe y un Andre Agassi de tan solo 18 años, aunque ya instalado en el circuito.

El “Kid” de Las Vegas ya sacaba a relucir, en los inicios de su brillante carrera, que no sería uno más. Que llamaría la atención. Por su tenis, pero también por una serie de actitudes cuestionables.

Un ejemplo de ello fue haber mentido respecto de su pelo: a lo largo de los años se vio a un Agassi pelado. Todo el mundo del tenis creyó que el pelo se le había caído naturalmente, pero el estadounidense confesó, en su autobiografía, que en realidad supo utilizar una peluca.

En la serie que definió el ingreso al grupo mundial de 1989, John McEnroe había derrotado a Guillermo Pérez Roldán. Y durante el segundo punto, disputado por Martín Jaite contra Agassi, sucedió un acto repudiable. Que, de hecho, fue repudiado por todos.

Se trató de un duelo sin equivalencias, en el que el estadounidense “paseó” por la pista al argentino. Pero con el marcador 6-2, 6-2 y 4-0, Agassi tomó una pelota con su mano para darle el punto y el game a su rival. La notoria desigualdad llevó al tenista a “regalarle” el juego a Jaite.

El gesto se entendió como un acto de soberbia total, generando una catarata de silbidos y abucheos desde todos los costados del Buenos Aires Lawn Tennis Club. Esto no desvió a Estados Unidos del objetivo de clasificar para la Ensaladera del año siguiente, pero le causó, al propio Agassi, un dolor de cabeza que duró varios años.

En su autobiografía, así como supo admitir que lo que tenía en su cabeza -del lado de afuera- no era pelo sino una peluca, también reconoció que en esa situación “no fui arrogante, fui estúpido”.

Incluso, en 2011, en una entrevista que brindó a una radio argentina, señaló que “no me querían mucho aquí en 1988… pero no los culpo”. De todas formas, aseguró que después de un tiempo habló con Jaite, el rival de quien se burló, y éste lo perdonó.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X