Inicio » Tenis »

El día que París quiso olvidar: Cuando la tragedia casi se apoderó de Roland Garros

La última edición del Grand Slam de la capital francesa sufrió la caída de parte del marcador electrónico; el peso de la estructura podría haber causado un desastre.

Guía de: Tenis

Cuando faltan días para el comienzo de una nueva edición del prestigioso torneo de tenis, vale la pena repasar un accidente que no terminó en tragedia de milagro: el 2 de junio de 2015 no fue un día más para París.

La inmediatez y la necesidad de continuidad de un evento de la magnitud de un Grand Slam lograron que el hecho sea olvidado rápido, quedando escondido en el calendario.

La monstruosa estructura, ya caída en la tribuna del estadio Philippe Chatrier / www.t13.cl

La monstruosa estructura, ya caída en la tribuna del estadio Philippe Chatrier / www.t13.cl

Sin embargo, esa jornada bien pudo haber quedado en una tragedia que por fortuna no ocurrió -tres personas resultaron levemente heridas- y podemos contarlo como un episodio que “tan solo” hizo entrar en pánico a los asistentes al Bois de Boulogne.

Mientras se disputaba el partido de cuartos de final entre el francés Jo-Wilfried Tsonga y el japonés Kei Nishikori, parte del panel del marcador electrónico se desprendió, cayendo sobre una tribuna del estadio central de Roland Garros, el Philippe Chatrier.

El sonoro accidente provocó la inmediata intervención de la seguridad para permitir el desalojo de los ocupantes de la tribuna donde quedó la estructura metálica.

Luego de que el encuentro estuviera suspendido por espacio de aproximadamente media hora, los tenistas saltaron nuevamente a la cancha para que el francés accediera a las semifinales del Grand Slam parisino.

¿Cuántas veces se escucha, lee u observa que durante un evento, sea este un concierto, partido de fútbol o festival, se suspende por falta de garantías para los espectadores? Algo así debió haber sucedido en París. Pero la inacción de las autoridades fue llamativa. Escandalosa. En lo previo, por no verificar el estado de las instalaciones, y en lo posterior, por hacer como si nada hubiera pasado.

La diferencia es que las compañías, que con el sponsoreo son el verdadero garante de la realización del torneo mediante enormes erogaciones de dinero, no permitirían bajo ningún concepto la cancelación o postergación del mismo. El show debe continuar.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X