Inicio » Tenis »

El drama de Dominic Thiem: El pupilo de Nicolás Massú reveló inesperado problema congénito

El ganador de al última edición del US Open habló al respecto en una entrevista; además, reconoció que entró "en un agujero".

Guía de: Tenis

Dominic Thiem logró en 2020 lo que tanto buscaba: Ganar el US Open. Muchos pensaban que ese sería el puntapié inicial para obtener resultados similares. Y en principio lo hizo: Terminó la temporada llegando a la final del Masters de fin de año.

Pero el 2021 comenzó de una forma totalmente diferente para el entrenado por el chileno Nicolás Massú: Lleno de dificultades tanto emocionales como físicas.

Dominic Thiem sorprendió al revelar que padece un problema congénito / www.puntodebreak.com

Dominic Thiem sorprendió al revelar que padece un problema congénito / www.puntodebreak.com

Pasaron el Abierto de Australia, Dubái, Montecarlo y Belgrado (en estos dos últimos siquiera participó) sin poder hacer pie y preocupando a sus seguidores.

A esto se refirió en una entrevista que brindó al periódico austriaco Der Standard, en la que sorprendió revelando un problema congénito del que pocos conocían.

“Son varios problemas. El año pasado, durante la primera cuarentena, tuve problemas con mi rodilla derecha. Ahora es la izquierda. Por aquel entonces no tuve que bajarme de ningún torneo porque no había”, comenzó explicando el número cuatro del mundo.

Luego amplió al reconocer que es un problema congénito que aparece de vez en cuando. La gente se está enterando de esto ahora, pero tarda un par de semanas en desaparecer. Ya empezó a dolerme en Australia. Es un dolor intenso, pero se irá”

Y la realidad es que Thiem acierta al decir que “la gente se está enterando de esto ahora“. Porque difícilmente sus fanáticos sabían de un inconveniente que parece no tener solución: No cabe otra alternativa que esperar que la dolencia disminuya.

Lee también: La terrible confesión de Toni sobre la carrera de Rafael Nadal y sus lesiones

Además, el jugador aseguró que le costó mucho seguir al mismo nivel que el que le hizo levantar el trofeo en Nueva York, dejando entrever que el aspecto mental también influyó en el bajón pronunciado que está sufriendo en este preciso momento.

“Cuando te pasas toda una vida persiguiendo un objetivo y lo condicionas todo por ello, una vez que lo consigues, las cosas dejan de estar igual. Es algo normal. El problema es que en el tenis va todo muy rápido y no frena semana a semana”.

Continuando con la explicación, el oriundo de Wiener Neustadt dijo que “en el tenis, no tienes tiempo de procesar la victoria En este deporte, si no estás al 100%, pierdes. Eso es lo que me ha pasado en este 2021. El nivel es muy duro y los oponentes son muy fuertes. Por eso, lo mejor es no ir a los torneos y volver cuando esté mejor”.

“Si hubiera ido a Belgrado habría perdido en primera ronda y me habría metido más de lleno en esa espiral negativa. Necesito evadirme de eso. Prefiero estar en casa. No soy el primero al que le pasa esto ni seré el último”, finalizó su dramático relato.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios