Inicio » Tenis »

El dramático retiro de Mario Ancic del tenis: A 5 años de su adiós de la actividad

Revisa el duro testimonio del croata: lo intentó todo para continuar, pero la mononucleosis que le diagnosticaron en 2007 acabó con su sueño.

Guía de: Tenis

Casos como el de Mario Ancic invitan a valorar lo que se tiene, a repensar angustias y entender mucho más el sufrimiento, el que impide y rompe en mil partes el sueño que en la infancia se creía posible concretar.

Las intenciones del croata de desarrollar una carrera duradera en el tenis chocaron contra un muro llamado mononucleosis. Lo intentó, pretendió seguir y fue apoyado mediante algunos “wildcards” (invitaciones a jugar en los torneos) pero el 21 de febrero de 2011, con Ancic a sus 26 años, fue el momento más triste para el tenista: el de despedirse de los courts a nivel profesional.

“Super Mario” fue número 7 del mundo en 2006. En materia de títulos, el logro más importante, sin lugar a dudas, fue haber obtenido la Copa Davis con su país en el año 2005, si bien además obtuvo tres torneos ATP (dos veces ‘s-Hertogenbosch y una San Petersburgo) y llegó a la semifinal de Wimbledon.

El rostro de Mario Ancic lo dice todo: la enfermedad lo obligó a retirarse del tenis profesional / www.jutarnji.hr

El rostro de Mario Ancic lo dice todo: la enfermedad lo obligó a retirarse del tenis profesional / www.jutarnji.hr

El calvario comenzó en 2007, cuando se le detectó mononucleosis, enfermedad que se transmite a través de la saliva y el contacto, de ahí que se la llame informalmente “la enfermedad del beso”. Igualmente, cuando tuvo la entereza de hablar de su problema de salud, Ancic dejó entrever que este diagnóstico no fue precisamente lo que más padeció.

“Durante algunos meses jugué extremadamente enfermo. Escupía sangre durante los entrenamientos, hasta que descubrieron lo que tenía. Había una enorme cantidad de cosas destruidas: la tiroides, el corazón… la mononucleosis no era el principal problema”.

El dramático testimonio de Ancic, sin embargo, guardaba una declaración aun más fuerte, cargada de dolor: “Mi sistema inmunológico estaba por encima de cualquier cosa, totalmente reventado”.

Para ordenar cronológicamente la maldición sufrida por el croata, los dos años subsiguientes a la detección de la mononucleosis, lo vieron aun en actividad, llegando incluso a la final de los torneos de Marsella, en Francia y Zagreb, en su Croacia natal.

Finalmente, su delicado estado de salud le puso fin a la lucha y lo obligó a cambiar el rumbo profesional. Sobre el momento exacto de tomar la decisión, aseguró que, lógicamente, “fue uno de los días más duros de mi vida”

Su hermano y entrenador, Ivica Ancic, dijo en su momento que “Mario ha hecho absolutamente todo para retornar al tenis, pero ha sido imposible. Ha llegado la hora de que abra una nueva página”. Y el cambio fue rotundo, alejándose por completo del tenis para dedicarse al Derecho en un banco de Wall Street, la capital de las inversiones en la ciudad de Nueva York.

 

 

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X