Inicio » Tenis » Equipo

El futuro de la Gira Latinoamericana de Tenis

Santiago, Costa do Sauipe, Buenos Aires y Acapulco componen la Gira Dorada por Latinoamérica, pero con la gran incertidumbre sobre el futuro de estos torneos en arcilla, que amenazan ser cambiados por el cemento.

Una década de tradición tiene la Gira Latinoamericana en el circuito ATP, más conocida como la Gira Dorada gracias a las hazañas de Nicolás Massú y Fernando González en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Santiago dio inicio a la versión 2011, para luego dar paso a Costa do Sauipe, Buenos Aires y finalmente Acapulco, que tiene categoría ATP World 500, por sobre los otros tres que son 250 en una cita casi obligada para la mayoría de los tenistas sudamericanos y también españoles para aprovechar su arcilla natal.

Fabio Fognini en el campeonato Costa du Sauípe

Foto: EFE

Con la intención de atraer más jugadores Top 30, la Gira Dorada podría comenzar a ser jugada en canchas de cemento.

Pero esto podría tener un giro radical en el corto plazo. Desde el año ante pasado ya viene sonando fuerte la intención de los organizadores de la Gira Latinoamericana de cambiar el polvo de ladrillo por el cemento para privilegiar aspectos económicos, lo cual podría dar un giro extremo a las tradicionales etapas veraniegas.

El argumento es simple. Antes de la gira se juega el Abierto de Australia y luego de ella los dos primeros Masters 1000 del año, Indian Wells y Miami, siendo todos ellos en canchas duras, lo cual de inmediato descarta a los mejores tenistas del planeta para jugar en canchas lentas por una transición que sería desgastante y poco productivo para sus calendarios.

Incluso tenistas de nuestra región faltan a la Gira Latinoamericana por el mismo motivo, como Juan Martín del Potro o el mismo David Nalbandian, quien este año recién se anotó para la Gira Dorada, y también Fernando González que por lo general sólo asistía al torneo en su país, Chile.

El objetivo central es traer a más tenistas que estén en el Top 30 del planeta ya sea de la región o del resto del mundo, para darle mayor jerarquía y asegurar mayores ingresos, añadiendo que en la actualidad los tenistas latinoamericanos están cada día más adaptados y especialistas para las superficies rápidas.

Sin embargo en esto la voz de los tenistas tiene un peso especial. De hecho los directores de torneos de la Gira Latinoamericana tienen claro que no se puede realizar ningún tipo de modificación de esta magnitud sin un consenso total de los tenistas de la región y los que vienen constantemente desde otras latitudes, y en este sentido la opinión de los protagonistas es contraria.

Los tenistas esgrimen que su adaptación a canchas duras se ha dado casi por obligación más que por opción propia ya que los certámenes en arcilla han ido disminuyendo –en 2001 hubo 26 y esta temporada 22, casi todos comprimidos en el primer semestre- lo cual ha ido mermando la mística que existe sobre el juego en polvo de ladrillo.

Tommy Robredo

Foto: El Mercurio

El tenista español Tommy Robredo, ganador del reciente torneo ATP Santiago 2011, puede ser uno de los últimos campeones en ganar este torneo en canchas de arcilla.

Además se aduce el hecho de ir creando prototipo de jugadores-robot, que sólo les baste con un potente saque para destacar, perdiendo la pureza de los golpes y la estrategia que se da en partidos en canchas lentas. Así además la balanza se inclina cada vez más a favor de los tenistas europeos por sobre los latinoamericanos.

Todos los tenistas de nuestra región dieron sus primeros golpes y ganaron sus primeros torneos en canchas de arcilla y eso no cambiará con el tiempo, pero la exigencia de los tenistas es que esto se refleje en un calendario más equilibrado, donde también puedan jugar en polvo de ladrillo en la última parte del año y recuperar terreno si no les fue bien el primer semestre, lo cual es más fácil para los especialistas de canchas rápidas.

¿Qué primará, el interés económico de la Gira Latinoamericana o el deseo de la tradición de los jugadores? Al menos en esta pasada los tenistas parecen decididos a hacer peso su influencia para que la arcilla no solamente no muera, sino que vuelva a tener el protagonismo de antaño.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X