Inicio » Tenis »

Estudio confirma que los gritos en el tenis mejoran el rendimiento

Contrariamente a lo que podría suponerse, gritar mejora la fuerza de los golpes; los científicos investigaron esta teoría en tenis y artes marciales.

Guía de: Tenis

Las reacciones a los gritos, en cualquier ámbito, suelen ser negativas. Se los asocia a algo desagradable. Y la situación más común, al escuchar a alguien emitir un sonido a un volumen alto, es notar que hay un interlocutor tapándose los oídos.

En el tenis, si bien considera a ese gesto como parte del contexto de juego, hasta el momento se desconocía si gritar beneficiaba a los o las jugadoras. Directamente, para ser exactos, se creía que gritar era cosa de mujeres. De mujeres que, así como gritan en una cancha de tenis, también elevan la voz en otros lugares.

Maria Sharapova, una de las tenistas que más fuerte grita en el circuito / www.nytimes.com

Maria Sharapova, una de las tenistas que más fuerte grita en el circuito / www.nytimes.com

De hecho, Martina Navratilova supo asegurar que el ruido molestaba, engañaba y enojaba a los rivales, pero no mejoraba la potencia de un golpe.

Pero los investigadores revelaron que emitir ese sonido que (dependiendo de los decibles) en muchos casos se hace difícil de soportar, es beneficioso en deportes que, como el tenis, requieren en especial de movimientos cortos y explosivos.

Más arriba dijimos “hasta el momento”, y es que la revista científica PLOS One confirmó a través de un estudio, que se dio a conocer ahora, que gritar aumenta la energía total en los golpes empleados en el deporte con raqueta. También confirmaron esta teoría en artes marciales, disciplina elegida para elaborar el informe.

La prueba consistió en reclutar a 20 personas que practican artes marciales (tanto hombres como mujeres) y hacerles patear un bolso pesado que contenía un aparato que mide la fuerza. Mientras hacían el movimiento, en algunas ocasiones debían gritar fuerte. En otras, debían permanecer en silencio.

Los científicos a cargo de la prueba grabaron los ejercicios y, en una segunda etapa, precisaron la ayuda de 22 estudiantes, quienes observaron los videos que mostraron los pies de los atletas moviéndose a una velocidad intimidante.

Luego decidieron si los impactos eran altos o bajos, presionando la tecla de computadora correspondiente. En la mitad de las patadas, un sonido similar al de un grito acompañó el movimiento. En la otra mitad, los videos permanecieron quietos.

Loa científicos integraron toda la información y encontraron que los gritos generaron un 10% más de poder mientras emitían el sonido, resultando en una mejora de rendimiento para el “gritón”.

Además, aseguraron que, efectivamente, el efecto del ruido redunda en un incremento de energía, amplificando la fuerza y no solo como un método de engaño para el rival (de ser así, esgrimen que estarían prohibidos por reglamento. De esta forma, podría ser usada como una herramienta competitiva en el deporte.

Además, determinaron que los gritos también afectan la performance de los oficiales, aunque en este caso el cambio es desfavorable, reaccionando de forma más lenta y teniendo dificultades para juzgar la dirección de las patadas.

Por supuesto, la salvedad que hicieron los investigadores (seguramente para atajarse de eventuales críticas) es que las pruebas no fueron realizadas en una pista sino en un laboratorio y, si bien el informe tiene resultados con comprobación científica, no pueden asegurar que los resultados sean exactamente iguales en un torneo profesional.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X