Inicio » Tenis »

Ilie Nastase: Un recordado genio del tenis con un polémico carácter

Nastase fue un virtuoso del tenis, brillando en la década del '70 y combinando jugadas espectaculares con conductas que rozaban lo antideportivo.

Guía de: Tenis

A quienes entre 1969 y 1985 hayan tenido una edad razonable como para observar el tenis del rumano Ilie Nastase, las más sinceras felicitaciones.

Dueño de un talento para elegidos, Ilie Nastase jugaba con una facilidad asombrosa, dando espectáculo tanto desde el fondo como en la red y codeándose con grandes históricos como Björn Borg, Guillermo Vilas y Arthur Ashe.

Algunos de logros deportivos más significativos del rumano incluyen dos grand slams: el US Open en 1972 y Roland Garros en 1973, año en el que se erigió como número 1 del mundo, curiosamente el primer año en el que se comenzaron a contabilizar los rankings en forma computarizada.

Nastase, encabezando el listado de la ATP en 1973, primer año de ranking computarizado  - http://www.atpworldtour.com

Nastase, encabezando el listado de la ATP en 1973, primer año de ranking computarizado – http://www.atpworldtour.com

Además, Ilie Nastase obtuvo 57 títulos individuales y gracias a su indudable valía, llevó a Rumania, un país de escasa tradición tenística, a tres finales de Copa Davis (1969, 1971 y 1972), si bien no pudo ganarlas.

La frase “era grandioso en el aspecto deportivo, pero su comportamiento dejaba mucho que desear” podrá sonar conocida y se podrían enumerar ejemplos de deportistas geniales que fuera de su ámbito estricto de acción no dejaban la mejor imagen.

Then_IlieNastase_Rex-486490

Ilie Nastase daba con ese perfil de personaje para aplaudir por su tenis y criticar duramente por ciertas actitudes… no por nada lo llamaban “Nasty” (sucio en inglès).

Los episodios polémicos más recordados de Nastase

Una de esas situaciones vergonzosas, si bien desató la risa en algunos, ocurrió en el torneo de Louisville, Estados Unidos, en 1975. Allí, Nastase se registró para jugar en pareja con el moreno estadounidense Arthur Ashe y tuvo la peculiar idea de entrar a jugar con el rostro pintado de negro, diciendo en voz alta “¿acaso en dobles no tenemos que estar uniformes?”

Algunos entendieron el chiste de mal gusto como un intento de entretener… dentro de ese grupo se encontraba precisamente Ashe. Otros, se sintieron ofendidos y pidieron la suspensión del rumano. Eran épocas de Apartheid, sistema de segregación racial, y actitudes como la de Nastase eran vistas cuanto menos como discriminatorias o peyorativas.

Ilie_nastase_fileu

La final de Wimbledon de 1976 fue otra de las grandes citas del tenis masculino, con el extrovertido Nastase dirimiendo la final ante el sueco Borg, quien terminaría, para desilusión del rumano, llevándose el tradicional torneo en el All England

En dicho partido, entre otras respuestas fuera de lugar, puso las pelotitas entre las piernas del juez de silla luego de perder un game, además de retrucar irónicamente luego de que éste le llamara la atención, al advertirle “no me diga Nastase, dígame Señor Nastase”.

 

 

 

 

 

 

 

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X