Inicio » Tenis »

Increíble: Djokovic volvió a pegarle un pelotazo a una jueza de línea, pero esta vez no fue descalificado

El número 1 del mundo quiso devolver un saque de su rival, desvió la trayectoria de la pelota y acabó impactando en la oficial.

Guía de: Tenis

La increíbl imagen que se repite: Novak Djokovic pegando un pelotazo a la jueza de línea / noticias.news

La increíble imagen que se repite: Novak Djokovic pegando un pelotazo a la jueza de línea / noticias.news

Dicen que las rachas están para romperse. Aunque, por lo general, se habla de partidos ganados o perdidos. Difícilmente se discuta de pelotazos a jueces de línea.

Pero Novak Djokovic parece haber inaugurado esa categoría: al igual que en el US Open, donde fue descalificado por arrojar la pelota a una jueza, ahora hizo lo propio en Roland Garros, donde de todas formas accedió a los cuartos de final.

¿Por qué aquí se le permitió continuar jugando y no recibió ningún tipo de sanción? Es que en Nueva York, el serbio arrojó la bola producto de la bronca, y con el juego detenido. Aun sin intención de lastimar, su acción fue juzgada como imprudente.

Y en este caso, el número 1 del mundo intentó devolver un saque del ruso Karen Khachanov, pero por la potencia que llevaba el envío solo alcanzó a desviar la trayectoria, tras lo cual la bola -por increíble que parezca- impactó en la oficial.

De acuerdo al código de conducta, “los jugadores no podrán golpear una pelota en forma violenta o peligrosa o con ira ni patear o lanzar una pelota de tenis dentro del recinto del torneo, salvo en el ejercicio razonable de un punto durante un partido, incluido el calentamiento”.  Esto último es lo que ocurrió en París y, a su vez, lo que diferencia a esta situación de la anterior, en la que “Nole” no midió las consecuencias.

Pero al margen de la coincidencia del pelotazo, existe otra similitud que, sin dudas, le agrega una pizca mayor de morbo a todo el asunto. ¿Con quién se verá las caras en el siguiente partido? Así es: Con el español Pablo Carreño Busta.

Hablando exclusivamente del juego, el ganador de 17 Grand Slams no le dio opciones a un rival difícil, ubicado en el 16° puesto del ranking, mostrando un nivel superlativo. El marcador de 6-4, 6-3 y 6-3 refleja con claridad lo que fue el desarrollo del partido.

Además, Djokovic alcanzó las 35 victorias en el año. De no ser por la “mancha” en el US Open, llegaría al duelo con el español invicto. Una marca que asusta.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios