Inicio » Tenis »

Inexplicable acción en la final de un torneo dejó a todos sin palabras: Ocurrencia terminó mal

El kazajo Aleksandr Bublik quiso "innovar" en medio de un punto, pero lo perdió; luego terminaría derrotado y con los espectadores perplejos.

Guía de: Tenis

Nick Kyrgios suele ser señalado como el tenista más polémico… y la realidad es que se ganó la fama por diversos comportamientos borchornosos, casi rozando lo antideportivo. Sin embargo, el kazajo Aleksandr Bublik parece querer ganarle el puesto.

Bublik ya había dado la nota en Wimbledon: en su partido frente al estadounidense Frances Tiafoe, sacó “de abajo” en seis oportunidades en el mismo game. Como se dijo tantas otras veces, esa forma de sacar no está prohibida, pero quedó en desuso.

Increíble: Aleksandr Bublik podría haber ganado el punto fácilmente, pero agarró la raqueta al revés y lo perdió / www.lanacion.com.ar

Increíble: Aleksandr Bublik podría haber ganado el punto fácilmente, pero agarró la raqueta al revés y lo perdió / www.lanacion.com.ar

Y ahora, el mismo jugador llamó la atención con una acción que descolocó a todos. En la final de Metz, frente al italiano Lorenzo Sonego, se encontraba contra las cuerdas: habiendo perdido el primer set por 7 a 6, también caía en el segundo por 3 a 1. Para colmo, sacaba 30-40. por lo que su rival tenía la oportunidad de quebrarle.

Entonces, sacó con un tiro muy potente que forzó una devolución débil por parte de Sonego. El punto quedó a pedir de Bublik, quien debía resolver con facilidad. Pero en lugar de pegar la pelota normalmente, quiso innovar agarrando la raqueta al revés, es decir, por el mango. El disparo fue defetuoso, dándole “otra vida” a su oponente.

De hecho, el 45° del mundo tomó la chance que no esperaba y pegó un revés para quedarse con el tanto. El bueno de Aleksandr voleó, pero el tanto quedó para Sonego.

Difícil de entender tanto esta situación como su reacción posterior: cuando se fueron al descanso, y los espectadores murmuraban por la incomprensible acción, el tenista, quien dejó escapar el game de manera infantil, optó por sentarse y reírse.

El italiano se quedó con la definición por 76 (3) y 62, y en la entrega de trofeos, lejos de felicitar al ganador, todos seguían preguntándose qué quiso hacer Bublik. Otro jugador con talento de sobra pero que, como se ve, lo desaprovecha de forma increíble.

Este mismo protagonista había dicho que “odio el tenis con todo mi corazón. Odio tener que jugar todos los días. Para ser sincero, no veo un punto positivo en ser tenista. Solo juego por el dinero. Si no hubiera dinero en juego, dejaría este deporte de inmediato. Si todavía no me retiré, es porque no gané el dinero suficiente”. 

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios