Inicio » Tenis »

La conmovedora lucha de tenista rusa que batalló 6 años contra el cáncer

Alisa Kleybanova, ex 20 del mundo, había anunciado que padecía la enfermedad de Hodgkin, cáncer que ataca el sistema linfático.

Guía de: Tenis

www.mundodeportivo.com

www.mundodeportivo.com

El nombre de Alisa Kleybanova puede no sonar familiar. Puede no venir a la cabeza a la hora de pensar en estrellas del tenis. Pero es seguro que su caso conmoverá por la lucha contra el cáncer a la que se sometió.

Fueron seis años, lo que equivale aproximadamente a 2190 días. Suena a mucho sufrimiento. Y así fue: la tenista rusa, quien llegó a rankear entre las 20 mejores del planeta, anunciaba en su cumpleaños de 2011 que padecía la enfermedad de Hodgkin, una suerte de cáncer que afecta al sistema lnfático.

“No es un momento fácil para mí ahora”, comenzaba diciendo Kleybanova. “No tengo mucha suerte con mi salud. Tengo un linfoma de Hodgkin, una especie de cáncer”, dijo en esa oportunidad.

Estoy en tratamiento en Italia y todo marcha bien, pero hay que tener mucha paciencia y debo ser realmente fuerte para atravesar este período”. En su momento, con 22 años, tampoco perdía las esperanzas del regreso.

“La buena noticia es que después de varios meses de tratamiento me siento mejor y hay una posibilidad de volver a jugar al tenis”. Sin embargo, la angustia se prolongó porque, para colmo de males, sufrió diversas lesiones en la rodilla y en los pies.

Claro que no fue fácil. Por eso, en una entrevista reciente al sitio oficial de la WTA, una vez que su vuelta se había consumado, reconoció el mal trago que significó para ella estar tanto tiempo parada, precisamente por el motivo que la obligó a estar parada.

“Mientras veía a otras jugadoras disfrutar, yo no sabía cuándo iba a poder saltar a la pista nuevamente. Pensé que no podía seguir así. Fue muy estresante”.

La clasificación a algunos torneos ITF, donde ganó 12 de 14 partidos en Tailandia, le devolvieron la alegría. Significó una vuelta de página. Un giro de 180 grados. Y pese a que mucha gente le recomendó que piense en dedicarse a otra cosa, ella insiste. Con 28 años, no piensa darse por vencida.

“Tuve tanto tiempo para prepararme que ahora soy una jugadora más fuerte, tanto mental como físicamente. Y estoy segura de que si puedo mantenerme saludable, voy a jugar por algunos años más y voy a poder recuperar mi ranking”.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X