Inicio » Tenis »

La escandalosa separación de Stan Wawrinka: La oscura intimidad detrás del campeón

El suizo ostenta un infeliz recuerdo con su exmujer, la presentadora Illham Vuilloud.

Guía de: Tenis

La reciente consagración de Stan Wawrinka en el US Open, venciendo ni más ni menos que a Novak Djokovic en la final, lo situó en la conversación por la lucha del primer puesto que ocupa precisamente el serbio. Detrás de Andy Murray, el suizo confirmó que les puede dar pelea.

En un túnel imaginario, la carrera de Stan “The Man” solo ve luz. La claridad de la convicción de estar haciendo las cosas bien. La misma convicción que lo llevó a alejarse dos veces de su familia en un cuestionable accionar. Cuando ocurrió la primera de ellas, su hija Alexia tenía tan solo 6 meses.

www.divorcedebbie.com

www.divorcedebbie.com

El suizo se casó con la modelo y presentadora Ilham Vuilloud, compatriota suya, en diciembre de 2009. Cuatro años de relación, sumados a un bebé que estaba en camino, parecían indicar el altar como único destino.

Pero en septiembre de 2010, el ganador de tres torneos grandes dio un giro inesperado y se fue de casa. Vuilloud, acostumbrada a lidiar con medios de comunicación, recurrió a ellos para explicar que “Stan volvió a jugar la Copa Davis y me informó que tenía nuevas prioridades, que le quedaban cinco años buenos de tenis y quería darlo todo por exprimirlos al máximo. Hizo las maletas y se mudó al hotel”.  

En ese momento no lo sabía, o a lo mejor no pensaba encontrarse en plenitud seis años después de esas afirmaciones. Lo concreto es que, en ese ida y vuelta sentimental, con una niña en medio de ese “me voy pero vuelvo para volverme a ir”, Wawrinka regresó poco tiempo después.

Es que la comida de hotel no sabe igual que la que está hecha en casa. Bastante tienen los tenistas yendo la mayor parte del año de restaurante en restaurante. Pero el dueño de un revés prodigioso se cansó de las ataduras inherentes al matrimonio.

Mentiras y traiciones

Paradoja mediante, el dicho “las segundas partes nunca fueron buenas” que refiere a las relaciones sentimentales, se ajusta como anillo al dedo al trayecto amoroso que vivieron Wawrinka y Vuilloud entre 2011 y 2015.

En rigor, el divorcio se había materializado a principios de año, pero el tenista lo anunció recién en abril. La demora en dar a conocer la noticia -unilateralmente a través de Facebook- pudo haberse debido al intento de responsabilizar a la relación por los supuestos malos resultados deportivos.

Sin embargo, cuando tuvo lugar la separación, Suiza obtuvo la Ensaladera con el actual número 3 del mundo en el equipo. Por este motivo, Vuilloud emitió su propio comunicado, entregando una postura bastante alejada de la de su exmarido.

“Stan no pierde partidos por nuestra supuestamente dolorosa separación, porque fue hace 5 meses, después de su regreso triunfal de la Copa Davis”, y agregó que “su decisión de abandonar por segunda vez a su familia no le impidió ganar el torneo de Chennai”. Por lo tanto, “los viajes y los torneos no son el motivo de nuestra separación”.

Dolida, la presentadora remató el comunicado criticando con dureza el comportamiento de Wawrinka: “Su inestabilidad y el deseo de recuperar la libertad a todos los niveles son el motivo de la separación. Y reconozco que las continuas mentiras y traiciones sentimentales han acabado por destruir la confianza que tenía en él”.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X