Inicio » Tenis »

La historia del tenista que se desmayó por el calor y creyó haber visto a Snoopy

El canadiense Frank Dancevic protagonizó la increíble situación en el Abierto de Australia 2014: víctima del calor, se desmayó.

Guía de: Tenis

Los tenistas, hiperprofesionales, están preparados para soportar condiciones meteorológicas extremas ante las que cualquier otro terrícola sucumbiría. Entrenan, practican y contratan, en su gran mayoría, a un equipo de especialistas que están todo el tiempo a su servicio para que a la hora de salir a los courts a defender esa preparación puedan brindar el máximo de su potencial.

Claro, la “letra chica” imaginaria del rendimiento indicaría que esto es así “excepto cuando la situación en cuanto a lo climático exceda los criterios lógicos de adaptación para un ser humano”.

Y en la edición 2014 del Abierto de Australia, el canadiense Frank Dancevic protagonizó un insólito hecho a causa del calor arrasador de Melbourne, que a la distancia en el tiempo puede tomarse con gracia, pero en el momento que aconteció preocupó a todo el Melbourne Park, el complejo donde se disputa el Grand Slam.

tn.com.ar/

tn.com.ar/

Durante su partido frente al francés Benoit Paire, correspondiente a la primera ronda, Dancevic se desmayó y alucinó creyendo haber visto a Snoopy, el popular cachorro creado por el historietista Charles Schulz.

El tenista relató el inverosímil hecho: “Comencé a alucinar en el primer set. Vi a Snoopy y pensé: esto es raro”. Por supuesto, Snoopy no estaba donde Dancevic creyó que estaba…aunque extrañamente siguió con el partido, en el que cayó por 7-6 (12), 6-3 y 6-4.

En el segundo set el cuadro se agravó hasta que la alucinación le dio paso al desmayo: “Ya no podía mantener el equilibrio, como que me dejé caer sobre la baranda junto a la cancha. Cuando desperté había mucha gente alrededor, un par de médicos”.

El riesgo que implicó exponer el físico a altas temperaturas, lo que originó el incidente, llevó a Dancevic a elevar un reclamo: “Es realmente peligroso y no creo que sea correcto. Pero es así. Hasta que alguien muera en la cancha… el sol te calienta el cuerpo, te quema el cerebro”.

La ATP hizo oídos sordos a la dura crítica del canadiense y los jugadores siguen sufriendo: el ejemplo concreto en la edición actual del Abierto de Australia fue el retiro en camilla del argentino Diego Schwartzman.

Cuando promediaba su encuentro ante el local John Millman, “Peque” comenzó a sentir calambres a raíz de un malestar general y, al igual que Dancevic aunque sin llegar al estado de alucinar, requirió la atención de la sanidad para evacuar la cancha 6.

 

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X