Inicio » Tenis »

Los “engaños” de Arantxa Sánchez Vicario: ¿Podría correr la misma suerte que Boris Becker?

La española, ganadora de cuatro Grand Slams, se ve envuelta en un caso complejo de deudas; piden cuatro años de prisión para ella.

Guía de: Tenis

Semanas atrás, compartimos lo que es la vida de Boris Becker en una prisión de Londres, luego de ser sentenciado por fraude. El “planeta tenis” no sale de su asombro por la realidad de quien fuera una auténtica leyenda de este deporte.

Becker decidió ocultar bienes para declararse en bancarrota, haciendo que su imagen de ganador se convierta en la de un estafador. Y si hablamos de problemas en cuanto a lo económico, otro personaje conocido pasó por una situación amarga.

Arantxa Sánchez Vicario, ganadora de cuatro Grand Slams, enfrenta una compleja situación que la podría llevar a la cárcel / www.mdzol.com

Arantxa Sánchez Vicario, ganadora de cuatro Grand Slams, enfrenta una compleja situación que la podría llevar a la cárcel / www.mdzol.com

Hablamos de Arantxa Sánchez Vicario quien, en el peor de los casos, podría terminar igual que la leyenda alemana. Es que la ganadora de cuatro Grand Slams se casó hace 14 años con Josep Santacana, conocido por las estafas relacionadas a deudas.

Al parecer, los padres de la extenista española investigaron al hombre y sabían de esto, pero ella confió en “el amor”. Lo cierto es que el Banco de Luxemburgo inició acciones legales contra ambos por, precisamente, una deuda contraída en 2009.

El mecanismo para no pagar habría sido similar al de Becker: de acuerdo a La Vanguardia,  “descapitalizaron” el patrimonio de Sánchez Vicario para evitar hacerse cargo de la deuda, que asciende a casi USD 6.5 millones más impuestos.

Según el mismo medio, la entidad solo pudo cobrar algo más de USD 1.85 millones, por lo que se llegó a un juicio en el que se solicitan cuatro años de cárcel para ambos.

Santacana, por su parte, pretende despegarse del asunto, al esgrimir que los problemas de su ex (se separaron de hecho en 2018, aunque siguen unidos en forma legal) se remontan a los ’90, cuando se originó la deuda de la deportista con el fisco.

Arantxa, enfrentada con sus padres, declaró haberse ido a vivir a Andorra, hecho calificado como falso por un juzgado, obligando a la jugadora a pagar los impuestos correspondientes. ¿Qué hizo ella? Pretendió hacer frente con un aval bancario. El dinero, en apariencia, se encontraba en el banco que ahora es protagonista de litigio.

Sin embargo, al parecer, la mujer vendió sus propiedades. Con el dinero resultante, debería haber pagado a la entidad, cosa que no hizo. En definitiva, se trata de un caso bastante enredado y que aun no encuentra una resolución definitiva.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios