Inicio » Tenis » Equipo

Los latinos que tocaron el cielo en los Grand Slams

En la Era Abierta del tenis, desde 1968, apenas seis sudamericanos han sido capaces de sostener en sus manos un trofeo de Grand Slam. Roland Garros ha sido el más fructífero, Wimbledon sigue esquivo.

Ganar un Grand Slam son palabras mayores. Incluso desde la época que nació el tenis a principios del siglo pasado y se fueron formando los cuatro torneos más importantes del planeta, el ganarlos era un honor y su leyenda fue creciendo hasta quedar instaurados de forma más oficial en 1968 con la nacimiento de la Era Abierta.

Así apenas son seis los tenistas latinoamericanos, cinco hombres y una mujer, que en 44 años han sido capaces de sostener en sus manos un trofeo de campeón en algunos de los cuatro certámenes más importante del planeta, y que por lo mismo están grabados en la historia del deporte de nuestra región.

Grand Slam

Foto: EFE

Guillermo Vilas: El argentino tiene en sus vitrinas cuatro de estas coronas, durante una carrera notable que lo tuvo peleando a la par en una época de leyendas como Jimmy Connors, Bjorn Borg e Ilie Nastase entre otros.

Su mayor año fue en 1977 donde arrasó en el circuito y ganó Roland Garros y el US Open, en una temporada donde ganó una cantidad impresionante de 16 coronas en el circuito ATP. En París su campaña fue simplemente histórica perdiendo sólo un set –ante el chileno Prajoux- y cediendo apenas tres games en la final.

Luego el Abierto de Australia sería la tierra fructífera para el argentino, que ganó el bicampeonato en 1978 y 1979, cuando el certamen aún se disputaba en césped. Por lo mismo se esperaba que algún día ganara Wimbledon, pero nunca ocurrió.

Grand SlamGustavo Kuerten: ‘Guga’ sorprendió al mundo del tenis en 1997 en Roland Garros, donde llegó como 66 del planeta, y dio el gran golpe para ganar el título, venciendo en su camino a Thomas Muster y Yevgeny Kafelnikov.

Tras saltar de golpe y porrazo al estrellato, se esperaron tres años para volviera a ganar un Grand Slam y una vez eligió su querida arcilla parisina. Esa copa sería el impulso en una temporada perfecta que coronó con la copa del Masters para finalizar No. 1 del mundo. Al año siguiente volvió a Francia y venció a Alex Corretja en la definición para su tercer y último ‘major’.

Grand SlamJuan Martín del Potro: El recuerdo más fresco en la memoria es gracias al argentino quien en 2009, con apenas 20 años dio el golpe a la cátedra no sólo por ganar el US Open, sino por los rivales que dejó en el camino en Nueva York.

Tras demostrar durante un par de temporadas que era un prodigio y haría cosas grandes, en 2009 llegó a Flushing Meadows como sexto del mundo y así llegó en sólida forma para medirse al tres del mundo, Rafael Nadal, a quien aplastó sin piedad por 6-2, 6-2, 6-2.

En la gran final aparecía la leyenda Roger Federer, en una definición jugada el lunes por lluvia, y en un recordado y dramático duelo Del Potro ganó en cinco sets para acabar con el dominio de Nadal, Federer y Djokovic en Grand Slams. Ahora con 22 años, el tandilense se mantiene como la esperanza de volver a ver un latino levantar una copa de esta categoría.

Grand SlamGastón Gaudio: Una de las finales más recordadas en Roland Garros fue la del 2004 entre Gaudio y Guillermo Coria. El ‘Mago’ era amplio favorito y se pensaba que la final sería un trámite a su favor y sólo el primero de muchos logros grandes, pero el destino tenía otra cosa deparada.

El 6-0, 6-3 con el que ganó los dos primeros parciales Coria parecía el final de la historia, pero luego de tres horas y 31 minutos era Gaudio el que alzaba los brazos al cielo para festejar su primer y único Grand Slam, mientras que Coria, el gran favorito, jamás se recuperaría completamente del golpe y nunca lograría la gloria en algún ‘major’.

Grand SlamAndrés Gómez: El ecuatoriano es una leyenda en su país gracias a una carrera brillante, que lo vio ganar 21 títulos en singles, 33 en dobles –dos de ellos de Grand Slam- pero sin duda que uno de los mayores logros en el deporte ecuatoriano fue su corona de singles en Roland Garros 1990.

En aquel certamen Gómez cumplió las expectativas de estar preparado para ganar en la arcilla un torneo grande, y lo demostró con dos triunfazos en el final: sobre Muster en semis y el adolescente rebelde que iba camino para leyenda, Andre Agassi, en la gran final que le permitió luego llegar a su puesto más alto en el ranking en el número seis.

Grand SlamGabriela Sabatini: La única mujer que tiene el honor es la argentina, en ese mismo 1990 que fue grandioso para el tenis del continente. En 1998 ya había rozado la copa en el US Open, y volvió con sed de revancha dos años después, y el destino la pondría otra vez en la final ante Steffi Graff.

La alemana ya era una leyenda, para muchos la más grande la historia, pero Sabatini no dejaría pasar la chance y en el cemento de Flushing Meadows ganó 6-2, 7-6(4) para inscribir su nombre en la historia. Aunque luego Graff tendría su revancha en la final de Wimbledon 1991, nada borrará el logro de la argentina.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X