Inicio » Tenis »

“¿Me pongo la faldita y juego yo?”: La brutal arenga de un entrenador que desató una tormenta

Sucedió en el WTA de Bogotá, donde la española Sara Sorribes recibió una dura advertencia de su coach.

Guía de: Tenis

www.infobae.com

www.infobae.com

Aun no se sabe quién se quedará con el torneo WTA que se está disputando en Bogotá. Pero lo que ya entregó este certamen fue una escena que, para muchos, causó indignación y llevó a criticar con furia a uno de los protagonistas.

La española Sara Sorribes (79º) había perdido el primer set por 6-4 ante la rumana Ana Bogdan (124º) y seguía cayendo en el segundo. Entonces, desconcertada, la jugadora pidió hablar con su entrenador, el extenista Germán Puentes.

Estaba claro que, dado el resultado, las palabras de Puentes no serían dulces o agradables. Pero lo que se escuchó sonó a falta de respeto, rozando el sexismo.

“¿Para qué quieres la raqueta? ¿Para jugar? Te he dicho lo que tenías que hacer. Entras al segundo set ¿y qué haces? ¿Para qué me quieres aquí? El enfado era visible, si bien no le estaba gritando. Sin embargo, la frase ¿Quieres que juegue yo? Me pongo la faldita y juego yo”, fue la que sorprendió en las redes.

Las palabras de Puentes no quedaron allí: luego continuó, amenazó con llamar al papá de Sorribes  y llegó a decir que podría dejar de entrenarla. “Hasta aquí nos trajo el río, se acabó. Si quieres seguir, te pones a jugar y ya está. A nadie le importa el ridículo que estás haciendo. No necesitas gastar más dinero en entrenadores”.

Lo increíble es que ese particular sistema para motivar a la jugadora… funcionó. La española venció a Bogdan por 4-6, 6-4 y 6-4 para pasar a cuartos de final.

Además, la tenista, quien en la “charla” había quedado muda, salió en defensa de su coach: “Él es una persona a la que quiero y él a su vez quiere sacar lo mejor de mí. Germán es quien me saca muchísimo rendimiento. Quiere lo mejor para mí y “me aprieta con todo el cariño de mundo” “, comenzó su descargo Sorribes.

“Yo la bronca (del entrenador) la entiendo como un mensaje de que “quieres ganar y no me estás haciendo caso. Déjate de tonterías y escúchame. Para mí es como si mi padre me estuviera regañando. No lo puedo tomar a mal”, declaró la tenista.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X