Inicio » Tenis »

¿Por qué Wimbledon se juega sobre césped? El increíble detalle del tradicional Grand Slam

El torneo comenzó a jugarse hace 146 años; desde entonces la superficie es el pasto.

Guía de: Tenis

Wimbledon es tradición pura, y los tenistas saben que el torneo representa una oportunidad única para pasar a la historia. De hecho, y aunque ya se dijo, la presente edición puede hacer que Novak Djokovic iguale a Roger Federer con ocho títulos.

Un aspecto que se mantiene inalterable desde sus comienzos, allá por 1877, es el hecho de jugarse sobre césped, una superficie compleja que requiere de una adaptación específica. En ese sentido, un detalle explica por qué se disputa en el pasto. Un dato sumamente curioso y que llamará la atención de quienes no lo sabían.

La primera edición de Wimbledon se llevó adelante en 1877 / www.eldestapeweb.com

La primera edición de Wimbledon se llevó adelante en 1877 / www.eldestapeweb.com

En sus inicios, el Grand Slam poseía canchas de croquet (considerado tanto un deporte como un pasatiempo). Esas eran las pistas disponibles en el recinto que, de hecho, lleva el nombre de “All England Lawn Tennis and Croquet Club”.

Además, los granjeros hacían comer a su ganado en esos campos, y se establecían en un área de pastoreo. Con el tiempo, estas zonas con césped corto se convirtieron en canchas como las actuales. Aunque para 1921, cuando Wimbledon quedó en el lugar actual, inicialmente se hacía traer el césped de una ciudad a 5600 kilómetros.

Sin embargo, esto representaba un trabajo demasiado arduo y pesado. Después de un tiempo, los encargados de mantener el césped encontraron la forma ideal para tener la mejor hierba posible: crearon los viveros donde obtienen el pasto perfecto.

El césped era considerado un símbolo de la elite y demostraba cierto status. Por eso, cuando el terreno finalmente adquirió la forma actual, se decidió mantener la superficie porque, en ese entonces, se creyó que era ideal para jugar al tenis.

En la actualidad, muchos jugadores profesionales -aun cuando no pueden resistirse a intentarlo en Wimbledon por lo que representa para el deporte- reniegan del pasto y, en su lugar, eligen el polvo de ladrillo o el cemento como sus superficies favoritas.

Por otro lado, es normal ver el césped bien verde en los primeros partidos del torneo. Con el correr de las instancias, el trajín de los partidos hace que las canchas se vayan deteriorando en forma crítica. De acuerdo a Neil Stubley, jefe de Canchas y Horticultura de Wimbledon, el desgaste es algo natural y lógico y, por lo tanto, no se puede evitar.

Para colmo, los encargados de prepararlas, deben trabajar durante todo el año. Hablamos de 365 días de trabajo para dos semanas de uso… que, como se ve, acaba por arruinarlas. Todo sea por brindar un césped reluciente en las primeras rondas.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios