Inicio » Tenis »

Tenista senior diagnosticado con cáncer escapa a la enfermedad y gana título a los 86 años

Con una fuerza de espíritu increíble, el jugador ganó en Río de Janeiro cuatro años después de su peor momento.

Guía de: Tenis

www.lanacion.com.ar / Gustavo Werneck

www.lanacion.com.ar / Gustavo Werneck

El nombre John Powless puede no decir mucho. Incluso, por unas pocas letras ese apellido no dice en inglés, “sin energía”. Pero su espíritu es fuerte. Como si el sufrimiento, pasados los 80 años, lo hubiese puesto en el lugar de luchador incansable que no se deja vencer.

Su historia inspira. Emociona. Como muchas otras, su situación llena de esperanzas a quienes pasan por un problema similar. Porque invita a salir a puro empuje.

Powless nació hace 86 años atrás en los Estados Unidos. Pero sus últimos años, más allá de todo lo vivido anteriormente, tomaron un ritmo vertiginoso difícil de sobrellevar para cualquiera. Pero él no es cualquiera, claro.

Le diagnosticaron cáncer de colon en 2014 y le dieron 18 meses de vida. Su título el último fin de semana, en Río de Janeiro, deja en claro el error del pronóstico.

Desde haber sido el primer entrenador de Arthur Ashe hasta este torneo, todo un premio a la superación, mucha agua pasó debajo del puente. El deporte -además del tenis tuvo un paso por fútbol americano, béisbol y básquetbol- significa seguir adelante. Sin exagerar, el deporte es todo para Powless.

Campeón en la categoría de mayores de 85 años en el ITF Seniors International de la ciudad brasileña, John se consolidó como el número 1 del mundo, venciendo en el camino a sus perseguidores inmediatos y levantando ese trofeo por séptima vez.

Una vez finalizada su participación, habló y dijo que “estoy feliz por el título. Amo venir a jugar este torneo, más allá de salir campeón o no. Lo que más me hace disfrutar es ver a los viejos amigos. Eso es lo más importante de todo”, señaló.

Además, se refirió a su futuro: “Estoy decidiendo qué torneos jugaré. Tenía pensado uno en California sobre pista dura, pero lastima mucho las articulaciones. Quizá vaya a jugar en tierra batida por aquí cerca, o quizá alguno sobre hierba”   

¿La quimioterapia? Aparece muy debajo en sus preferencias a la hora de hablar, si bien tiene claro que el tratamiento es fundamental para seguir haciendo historia.

www.puntodebreak.com

www.puntodebreak.com

El drama de las inundaciones en su Academia

Como si el de la enfermedad no fuese suficiente, el destino le tenía preparado otro problema grande: en el mes de agosto, un temporal arrasó con su academia, situada en Madison (Wisconsin). Más de 40 años de trabajo echados a perder en minutos.

Las pérdidas fueron estimadas en 500 mil dólares… y para reparar ese gran daño, más que fuerza de voluntad, hacen falta billetes. La compañía aseguradora no quiso hacerse cargo y se vio obligado a pedir un préstamo a 20 años.

“Lo terminaré de pagar cuando tenga 106 años”, dijo en tono irónico y realista al mismo tiempo. La ayuda que le brindaron entre conocidos y cercanos al tenista llegó a los 30 mil dólares, una suma bastante inferior a la necesitada.

Aun así, Powless no pierde las esperanzas, como no las perdió cuando le diagnosticaron el cáncer y su salud corrió serio riesgo. La fe mueve montañas, dicen, y en este tenista senior esa frase o lugar común es concreto. Es palpable.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X