Inicio » Tenis »

Un mal ejemplo: Bernard Tomic aconseja a los niños a que “no jueguen al tenis”

El tenista australiano, quien llegó a ocupar el 17º puesto del ranking, reconoció en una entrevista que nunca le gustó el deporte.

Guía de: Tenis

marketingdeportivomd.com

marketingdeportivomd.com

Existen espejos. Esos deportistas que, si se quiere progresar, conviene imitarlos. O al menos, intentar seguir sus pasos. Por supuesto que no es una fórmula mágica o una cuenta matemática que asegure el éxito.

El exponente más claro es Roger Federer. Alabado no solo por lo que hace en las pistas sino también por cómo se comporta fuera de ella. Y sí, se lo ha mencionado en infinidad de oportunidades. Sucede que, a la hora de compararlo, es el que mejor representa el combo completo de técnica, mentalidad, disciplina y caballerosidad.

No es posible asegurar el éxito aplicando la forma de entrenarse y de jugar de Federer. Pero lo que sí es seguro es que si se emula a los que hacen las cosas de mala manera, sin ganas y en algunos casos rayando lo antideportivo, los resultados no van acompañar. A este segundo lote ingresa Bernard Tomic.

Es que el tenista australiano nacido en Alemania, quien ya cuenta con un extenso historial en lo que a mal comportamiento se refiere, brindó una entrevista donde aconsejó a los niños a “no jugar al tenis”.

En el programa “Sunday Night 7″, del canal 7 de Australia, el jugador recomendó que “hagan cualquier cosa que amen, porque esto es muy pesado. Es una vida dura, dura, dura. Yo estoy atrapado y tengo que hacerlo”.

¿Disfrutar? Para nada. Tomic insistió en señalar que “es el tenis el que me escogió. Es algo que nunca he terminado de adorar”, si bien luego intentó poner un freno al desencanto: “Aunque ustedes saben que me gusta”.

Su última polémica fue en Wimbledon, donde luego de perder ante el alemán Mischa Zverev en primera ronda, dijo que “se había aburrido” y que fingió una lesión.

Esa actitud le valió ser multado con 15 mil dólares por la organización y perder el patrocinio que mantenía con la marca Head.

Se trata, sin dudas, de un talento desperdiciado. Porque si con semejante desidia logró llegar al puesto 17 del ranking mundial en enero de 2016 (en la actualidad ocupa la 73º ubicación), quiere decir que, con esmero, podría aspirar a hacer ruido en el circuito.

 

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X