Cerro Corona, el ascenso a una cumbre clásica y díficil

El Cerro Corona fue un lugar de encuentro. Aquí, en el extremo suroriental del Cajón Valdés, en las acogedoras Vegas del Corona, se gestó el primer ascenso chileno del Everest.

Guía de: Turismo Aventura

CERRO CORONA. Por el Cajón de lo Valdés. Torreón Noroeste.

Altitud: 4.112 metros

Posición Geográfica: Andes de Chile Central
Latitud : 33° 52′ 45”S
Longitud : 70° 02′ 39”O

El Cerro Corona fue un lugar de encuentro. Aquí, en el extremo suroriental del Cajón Valdés, en las acogedoras Vegas del Corona, se gestó el primer ascenso chileno del Everest.

Cerro Corona

Foto: cumbresdelmundo.cl

Esta es una cumbre clásica, que desafía en su centenar de metros finales con un torreón de roca, que puede desalentar a los primerizos, o matizar un ascenso con la emoción final de una escalada libre. Primer ascenso: 1951. Velastín y Salas.

Época adecuada: Todo el año. Muy aconsejable en condiciones invernales.

Dificultad: Alta montaña. Bastante difícil. III+/IV en escalada en roca en el Torreón.

Equipo: De campamento. De abrigo de alta montaña. Botas de alta montaña, piolet, crampones, polainas, en invierno. Botas de excursionismo y de escalada sin nieve. Arnés. Casco. Cuerda. Cuerda auxiliar. Por cordada: cintas (2), dos clavos extraplanos. Ascendedor. Descendedor.

Acceso: Desde Santiago camina al Cajón del Maipo son 64 kilómetros pavimentados hasta San Gabriel donde hay control vehicular; y otros 26 hasta el Villorrio de Lo Valdés (1.874 metros), punto de partida de la excursión.

Desde lo Valdés, se penetra a través del Cajón de Lo Valdés, por donde fluye el estero homónimo. Este valle, sin restricciones de acceso, es la puerta de entrada a un maravilloso reducto de cumbres, donde destacan los cerros Retumbadero, Diente del Diablo, Diablo, Loma de la Vega, Corona y Valdés.

En unas cuatro horas de marcha se arriba a las Vegas del Corona (2.750 mts.), justo donde un pequeño vallecito cae desde el sureste, tributario del de Lo Valdés.

En la cabecera de este vallecito sobresale el rocoso torreón del Cerro Corona, entre el filo también rocoso del Cerro Valdés (3.675 metros), al norte (izq.) y la Loma de la Vega (3.955), al oeste (der.).

Se remonta el vallecito por la izquierda, por pendientes de acarreo o nieve de hasta 40 grados de inclinación, hacia los filos que caen del Cerro Valdés, hasta llegar a un portezuelo delante de la cima, a 3.950 metros de altitud, en unas seis o siete horas de ascenso.

Se accede al torreón final por la chimenea que se muestra a la derecha, hasta llegar al collado que marca su término. Por una placa de roca se alcanza la antecumbre. Algunas dificultades técnicas. Se aconseja un seguro (al menos un clavo de roca) para asegurar el paso de la placa. Desde la antecumbre, una arista breve con otro paso delicado, aunque fácil. El descenso del torreón se hace en dos rapeles, uno en la parte superior de la placa y el segundo en la parte superior de la chimenea.

Itinerario

En dos jornadas

1. Santiago-Vegas del Corona
2. Vegas del Corona-cumbre-Santiago

Más sobre Turismo Aventura

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X