Cerro Mirador del Morado: Ruta clásica

El Mirador del Morado nos invita con su posición privilegiada y con su cercanía, adentrarnos en el reino de las nieves eternas.

Guía de: Turismo Aventura

Al mirar hacia el norte desde Lo Valdés o Baños Morales, se aprecia el formidable circo glaciar coronado por el cerro San Francisco y por las dos cumbres del Cerro Morado. Anteponiéndose a este último, y a menudo confundido con sus relieves, el Mirador del Morado nos invita con su posición privilegiada y con su cercanía, adentrarnos en el reino de las nieves eternas.

Primer Ascenso por la Quebrada de Morales: 1942. Carlos Piderit, Jorge Silva y Sigmund Kosche.

Mirador Morado

Foto: El Mercurio

Época Adecuada: Noviembre hasta fines de enero. En febrero el glaciar suele estar muy agrietado.

Dificultad: Alta montaña. Algo difícil, como en todo recorrido glaciar. Las condiciones marcan los matices de las dificultades. Atención a las grietas ocultas. Nociones de aseguramiento e izamiento con cuerda, y experiencia en marcha sobre neveros con crampones y piolet.

Equipo: De campamento. De abrigo de alta montaña. Zapatos de alta montaña, crampones, piolet, cuerda, cuerda auxiliar, arnés, una estaca de nieve por montañista.

Acceso: Desde Santiago, camino al Cajón del Maipo, son 70 kilómetros pavimentados hasta San Gabriel, y otros 90 kilómetros ripiados para alcanzar el pintoresco villorrio de Baños Morales, que bien puede decirse enclavado en la Meca del andinismo chileno.

La excursión: Desde Baños Morales (1.820 metros) internándose hacia el norte por el Parque Nacional El Morado, administrado por CONAF, el sendero remonta el margen oeste de la Quebrada Morales, pasando por fuentes naturales de agua mineral, y en tres horas de marcha llega a la Laguna del Morado (2.380 metros).

En la década de 1980, se construyó un camino vehicular que permite llegar a menos de una hora de caminata a la laguna, frecuentemente inhabilitado. La laguna, circundada de vegas y glaciares, es un lugar ideal de campamento, y por si sola justifica la excursión.

El Ascenso: Generalmente la ascensión al mirador del Morado se emprende desde aquí, aunque muchas cordadas prefieren alojar en el último llano del valle, bajo los primeros farellones a 2.550 metros de altitud, o en el pequeño valle glaciar que se forma al noreste, entre el Mirador y la Punta Unión a unos 3.000 metros, sobre los farellones.

Como se desprende, la ruta de la Laguna del Valle Morado, sigue una hora hasta el fondo del valle y remonta los primeros farellones por la derecha, para llegar en otras dos horas al pequeño circo existente entre el Mirador y la Punta Unión. Desde aquí hacia el noroeste, rodeando la base la base del Mirador, y superando un filo morrénico que cae hacia el sur, se entra en una hora de ascenso al Glaciar del Morado a unos 3.100 metros de altitud.

Por este glaciar, el recorrido de escasa pendiente tiene al frente una rocosa Pared Sur del Morado. Se llega así a una breve pero escarpada sección (200 metros, 45 grados) que permite acceder en dos horas al portezuelo entre el Mirador y la Pared Sur del Morado, a unos 3.700 metros. El ascenso final toma una hora más, y a través del flanco norte, manteniéndose cerca del filo noroeste.

Desnivel desde la Laguna del Morado: 1.500 metros.

Itinerario:                           En dos días

  1. Santiago – Laguna del Morado
  2. Laguna del Morado – cima- Santiago

Puede reservarse una jornada más a disfrutar de otra noche en la Laguna del Morado tras el ascenso.

Altitud: 3.883 metros.

Posición Geográfica: Andes de Chile Central

Latitud: 33° 44’ 37’’ S

Longitud: 70° 03’ 58’’ O

Más sobre Turismo Aventura

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X