Inicio » TV chilena » Equipo

Caso de Inés Pérez, ¿quién se hace responsable?

Para nadie es un misterio a estas alturas la historia ingrata de Inés Pérez y como su declaración le trajo las penas del infierno. El tema ya terminó para nosotros, archivado está, pero no para ella.

Yo como ustedes ya me había olvidado de Inés Pérez y toda la controversia que se dio con ella que supuestamente discriminaba de forma demoníaca a las nanas de su condominio, El Algarrobal II de Chicureo.

Lo cierto es que este episodio fue el punto cúlmine de un verano donde Chilevisión al tener a todas sus fuentes de vacaciones, y no tener suficiente frente informativo más que las playas y bikinis -faltaba para ese placebo llamado Festival de Viña-, llenó con contenido inadecuado (por la forma en que se abordó) parte de su agenda, algo que sabemos que de marzo a diciembre, rara vez se hace.

Con el Festival, la Copa Libertadores, marzo, Aysen y otros temas, la polémica de la entrevista quedó ahí, olvidada para todos, menos para Inés, que tal como mostró una nota de Emol publicada el pasado Miércoles, su pesadilla todavía no termina.

Lo cierto es que acá hay un debate que no quisimos tener y es el de la responsabilidad de los medios y como exigimos rigurosidad a ellos.

Chilevisión cayó en una mala práctica, una pésima edición que sólo fue descubierta porque un funcionario audiovisual del canal puso en juego su cargo en la estación para relevar lo que para él era impresentable.

El canal se defendió diciendo que Inés efectivamente dijo la cita que desató la polémica, lo cual es cierto, pero nunca quiso asumir que esa frase contextualizada no sólo se matizaba, sino que adquiría un tono bastante distinto al del clasismo extremo que se le atribuyó.

El punto es el debate

El grito, sobre todo a través de las sobrevaloradas redes sociales se escuchó fuerte, pero como siempre quedó ahí, y no pasó nada. Sabemos que la familia de Inés demandó al canal y que Chilevisión nunca asumió su culpa.

Lo triste es que por comodidad -como siempre- no nos metimos en un debate incómodo como es determinar cuál es nuestro rol como sociedad frente a nuestros medios de comunicación (y ese es uno de los debates, el otro es la barbarie que nos identifica como masa social).

El resultado de nuestra desidia fue peor, Chilevisión libre, hasta ahora, de polvo y paja.

La reflexión queda en el tintero, a ver si alguien recoge el guante y la toma, pero lo cierto es que un tema que para nosotros como sociedad quedó convenientemente archivado, para una familia completa sigue latente y lejos de llegar a ese rincón del olvido.

¿Estos son los medios que queremos?

Más sobre TV chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X