Catalina Pulido confesó detalles de su grave trastorno alimenticio: “Llegué a pesar 48 kilos”

"Me veía realmente mal, midiendo 1.80. Se empieza a poner la piel media grisácea. Te ves enferma”, señaló la actriz.

Guía de: TV chilena

La actriz y actual panelista de Intrusos, de La Red, Catalina Pulido, confesó detalles del grave trastorno alimenticio que le afectó en su juventud.

Efectivamente, la pelirroja, famosa de las teleseries de los 90, sostuvo en el programa de farándula la difícil etapa que vivió cuando precisamente destacaba en las producciones dramáticas.

LUN

“Yo tuve desórdenes alimenticios, lo más flaco que llegue a estar fue 48 kilos, y me veía realmente mal, midiendo 1.80. Se empieza a poner la piel media grisácea, empiezas a perder todos los nutrientes, todas las vitaminas. Aparte de que te ves mal físicamente, te ves enferma”, señaló la actriz.

“Empecé primero con la bulimia, que es como el principio de la anorexia. Empiezas a sentirte culpable cada vez que comes. Todo lo que uno ingería, yo iba corriendo al baño y vomitaba”, relató y agregó: “Me sentía muy débil, dormía muchísimo. En esa época estábamos grabando teleseries y, entre escena y escena, yo dormía siesta. Estaba todo el día prácticamente durmiendo, agotada”.

Pulido
detalló más: “Fue justo después de tener a Sachita. Yo era súper chica. Sacha tenía tres meses de nacido cuando entré a Playa Salvaje y claramente yo estaba con el sobrepeso de recién parida. Un día me llamó un productor súper atinado y me dijo ‘oye, sabí que estai…’”, refiriéndose a que un productor del área dramática de Canal 13, la insta para bajar de peso.

“Él era bastante especial y prepotente. Me llamó a la oficina así como ‘quiero hablar contigo, flaca’. Subo y le digo ‘cuéntame’. Me dice ´oye, ¡ya poh! Sabí que no se te pueden hacer tomas porque estai…’ Dejándome ver como que estaba un poquito más rellenita y, además, ‘igual estai como…’ O sea, una mezcla bastante nauseabunda” (…) “Yo le dije ‘la próxima vez que me llames, va a ser porque estoy demasiado delgada’. Dicho y hecho. Me obsesioné, porque soy un poco obsesiva para todo. Y claro, empecé a vomitar”, dijo la nueva opinóloga.

“Tomaba laxante, usé varias técnicas para bajar de peso. Empecé a ir al gimnasio, me dio la vigorexia. Iba tres veces al gimnasio, me comía al día un yogur con manzanas y un poquito de granola. Eso era todo lo que yo comía”, añadió.

Más sobre TV chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X