Festival de Viña del Mar: Los 8 shows más vergonzosos y pifiados en su historia

Estos son los shows que despertaron las pifias, las críticas de los expertos o el descontento del público. Es de esperar que en esta nueva edición del Festival de Viña del Mar, no se sumen más a este listado.

Guía de: TV chilena

A pocos días de que comience la máxima cita del verano viñamarino, es el momento de hacer recuerdo y un recuento de aquellos números artísticos que han quedado en la historia, tal vez no de la mejor manera.

Estos son los shows que despertaron las pifias, las críticas de los expertos o el descontento del público. Es de esperar que en esta nueva edición del Festival de Viña del Mar, no se sumen más a este listado.

Vanessa Miller (2003): La hija de la actriz Liliana Ross lo intento, pero no pudo contra el monstruo que simplemente se la “devoró”. La también actriz recibió todo tipo de críticas por su rutina como nana argentina.

Xuxa (2000): Fue vergonzoso. La cantante brasileña vivió un verdadero bochorno en el escenario de la Quinta Vergara. Al momento de cantar “Y lari e”, el monstruo contestó a coro una obscenidad. Sin entender, la artista trató de seguir el juego con el público, pero finalmente alguien le explicó el significado de la palabra que gritaba a coro el público y dijo: “Ah, tiene dos sentidos”… Después terminó llorando.

Ricardo Meruane (2011): Se llevó un cerro de pifias. El humorista salió a escena justo después de la actuación de Sting, por lo cual el público pedía al cantante. Sin embargo, logró presentarse pero su rutina poco contundente y pobre no pudo encantar al Monstruo, que sólo le permitió estar en el escenario 19 minutos. La frase de Meruane, “Gracias, gracias, no se molesten”, quedó para el recuerdo.

Salomón y Tutu-Tutu (2008): Ya había pasado el mejor momento de esta dupla que alcanzó el éxito en Morandé con Compañía. Su presentación en Viña con chistes vulgares fue simplemente triste y pasaron sin pena ni gloria.

Onda Vaselina (1994): Para muchos es lo peor que ha pasado por el escenario de la Quinta Vergara. El año en que Mega se asoció con Televisa decidieron traer un show que en México era todo un éxito: Onda Vaselina, un grupo pop de niños entre 8 y 15 años. Sin embargo, nadie los conocía en Chile y se llevaron una ‘pifiadera’ monumental.

Sergio Feito (1990): Cómo olvidar esta bochornosa presentación en el humor. Con una rutina “pobre y mal estructurada”, el dúo humorístico terminó con el público enfurecido, pidiendo a gritos que se fueran del escenario.

Alejandro Sanz (1994): El español en su primera visita a la Quinta Vergara lo pasó pésimo. Problemas técnicos lo hicieron ponerse nervioso y le impidieron interpretar todas sus canciones y debió abandonar el escenario. Fue tan bochornoso el momento, que al día siguiente Miguel Bosé lo invitó para que cantara sus canciones a dúo.

Natalia Cuevas (2004): Era su segunda vez en Viña (ya había estado en el 2001 y sacó aplausos), pero en 2004 contó chistes y de vuelta recibió pifias. Olvidó su rutina y prácticamente salió corriendo de escena.

Reproducción

Más sobre TV chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X