Festival de Viña: Los momentos de más alta tensión que se han vivido en la Quinta Vergara

El estallido social que vive Chile estremeció el Festival de Viña en su edición 61.

Guía de: TV chilena

En las horas previas del Festival de Viña del Mar 2020, la jornada estuvo marcada por la incertidumbre e inquietud generada por la serie de hechos de violencia que se registraron a poco del comienzo de la máxima cita musical de Latinoamérica.

Así, la tensión social estuvo presente en esta nueva versión del Festival, pero lo cierto es que este histórico certamen ha tenido otros momentos muy complejos, que recordamos a continuación:

Festival Viña 1988

Antecedió al plebiscito del Sí y del No. Estuvo agitado por la contingencia. Se descalificó de la competencia a Armando Massé, en ese entonces autor peruano del tema “No vas a hacerme el amor”, eliminado a última hora de la competencia internacional -incluso cuando tanto el compositor como su intérprete, Mache, ya estaban en Chile- por plagio, aunque la acusación nunca fue probada. Parte de la prensa argumentó que la canción repetía 36 veces la palabra “no” contra un solo “sí”.

En la segunda jornada, la banda estadounidense Mr. Mister estaba en el escenario sin inconvenientes, hasta que su vocalista, Richard Page, sacó un papel y leyó: “Un saludo para los actores chilenos amenazados de muerte. Los artistas del mundo estamos con ellos”. Luego de eso, Antonio Vodanovic pidió silencio al público y argumentó: “En este escenario solo nos motiva el encuentro con la música y con la amistad, con una juventud que está de vacaciones, que vive al ritmo del verano las ilusiones de su edad”. Después, avisó que Page volvería para hacer una aclaración. El vocalista se disculpó: “Yo no soy un político. Solo soy un músico y los amo”.

En la segunda jornada, la banda estadounidense Mr. Mister estaba en el escenario sin inconvenientes, hasta que su vocalista, Richard Page, sacó un papel y leyó: “Un saludo para los actores chilenos amenazados de muerte. Los artistas del mundo estamos con ellos”. Luego de eso, Antonio Vodanovic pidió silencio al público y argumentó: “En este escenario solo nos motiva el encuentro con la música y con la amistad, con una juventud que está de vacaciones, que vive al ritmo del verano las ilusiones de su edad”. Después, avisó que Page volvería para hacer una aclaración. El vocalista se disculpó: “Yo no soy un político. Solo soy un músico y los amo”.

La última noche de Viña 88 iba a dejar para la historia uno de los momentos más tensos. Luego de 45 minutos de show, el “monstruo” empezó a pedir la Gaviota para José Luis “Puma” Rodríguez, premio que solo estaba destinado a la competencia. El cantante no se bajaba del escenario, al contrario, se regocijaba escuchando al público. Incluso, Vodanovic tuvo que bajar a platea para negociar con la alcaldesa, quien finalmente accedió a entregarle el galardón al venezolano. Pero faltaba la legendaria frase: “A veces hay que escuchar la voz del pueblo”.

La última noche de Viña 88 iba a dejar para la historia uno de los momentos más tensos. Luego de 45 minutos de show, el “monstruo” empezó a pedir la Gaviota para José Luis “Puma” Rodríguez, premio que solo estaba destinado a la competencia. El cantante no se bajaba del escenario, al contrario, se regocijaba escuchando al público. Incluso, Vodanovic tuvo que bajar a platea para negociar con la alcaldesa, quien finalmente accedió a entregarle el galardón al venezolano. Pero faltaba la legendaria frase: “A veces hay que escuchar la voz del pueblo”.

Festival de Viña 1973

Debido a la contingencia política, Quilapayún, tuvo una complicada presentación. Tras ser presentados por el animador César Antonio Santis, los integrantes del conjunto Quilapayún aparecieron con sus tradicionales ponchos negros dispuestos a cantar. Willy Oddó, guitarrista, tomó el micrófono. “Pido la palabra”, dijo antes que la silbatina del “monstruo”. Incluso se transformaron en blanco de proyectiles.

Debido a la contingencia política, Quilapayún, tuvo una complicada presentación. Tras ser presentados por el animador César Antonio Santis, los integrantes del conjunto Quilapayún aparecieron con sus tradicionales ponchos negros dispuestos a cantar. Willy Oddó, guitarrista, tomó el micrófono. “Pido la palabra”, dijo antes de la silbatina del “monstruo”. Incluso se transformaron en blanco de proyectiles.

El nombre de Pablo Neruda, Premio Nobel de Literatura, contó con potentes pifias de parte del público. En la competencia folclórica se presentó la canción “A la bandera de Chile”, interpretada por Los Fortineros, con música de Bianchi y letra de Pablo Neruda. Según una de las famosas revistas de la época, Ritmo: “Aunque era una de las mejores canciones folclóricas, se transformó en el tema más pifiado”.

Festival de Viña 2010

Tras el terremoto que afectó a gran parte de Chile y que tuvo un epicentro en la Región de BioBio con un 8.8 en la escala de Richter, el gobierno decidió suspender la última jornada del Festival, ocurrida la madrugada del 27 de febrero. El certamen contemplaba las actuaciones de Los Jaivas, el cantante Beto Cuevas y el grupo argentino Los Fabulosos Cadillacs.

Tras el terremoto que afectó a gran parte de Chile y que tuvo un epicentro en la Región de BioBio con un 8.8 en la escala de Richter, el gobierno decidió suspender la última jornada del Festival, ocurrida la madrugada del 27 de febrero. El certamen contemplaba las actuaciones de Los Jaivas, el cantante Beto Cuevas y el grupo argentino Los Fabulosos Cadillacs.

Más sobre TV chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X