Inicio » TV chilena » Equipo

Mi Nombre Es VIP: Algo no pega

Cuando Canal 13 anunció que uno de sus programas más exitosos se reempaquetaría en una versión VIP comenzaron los temores. Hoy es real. El programa perdió su sello.

Uno de los grandes aciertos en materia de entretención del año pasado fue el programa de imitaciones de Canal 13 “Mi Nombre Es“.

Si bien hoy la televisión chilena está sobrepoblada de programas de talentos (Factor X, Talento Chileno, Yo Soy, etc.), este programa logró imponerse con una pequeña gran diferencia: Siempre supieron que esto era divertimento, por lo mismo no se tomaron en serio y salieron a reirse con los participantes en vez de reirse de ellos (gran diferencia), algo que se reflejó en pantalla en todo momento.

Fuente: Canal 13

Así, el trío de jurados de Gustavo Sánchez, Nicole, y José Alfredo Fuentes hacía un trabajo serio (pero no tanto) mientras el equipo de producción a través de Sergio Lagos y su coanimadora de turno se preocupaban de meter el necesario factor humano de cada imitador (pero sin caer en el cebolleo).

Cuando se anunció que el programa sería VIP, algo olió a que ese sello que le dio valor al producto se perdería, y lo cierto es que aun cuando el resultado de audiencia de las primeras dos emisiones ha sido bueno, el programa perdió frescura por un hecho simple: Se nota demasiado que están tratando con pseudos Very Important People.

Donde antes había improvisación y creatividad de los concursantes para las qualys, hoy hay un equipo de producción encargado de no hacer ver mal a los famosillos, donde antes había sanción o humor por actuaciones patéticas, hoy hay llanto y condescendencia (el mejor ejemplo es el Manu González, el opinólogo español de Canal 13 que “imitó” a Alejandro Sanz habiendo olvidado la letra), donde había juicio crítico, hoy hay bálsamo para la mediocridad. La condescendencia llegó a niveles más altos que la que gozaba la extinta categoría infantil de este programa.

Lo cierto es que esta temporada de Very Importante People se cae en el trato a personajes que primero no tienen nada de importantes (son mortales como tú o yo que trabajan frente a una cámara) y segundo en la calidad de las presentaciones (con un nivel muy, pero muy por debajo de lo visto antes), con un detalle preocupante, en dos emisiones se han dejado a imitadores talentosos (Natalia Cuevas, Mario Ortega y Sebastián Longhi) para potenciar rostros del canal como son Cristóbal Tapia, María José Bello o Chico Pérez.

La tercera temporada de “Mi Nombre es” la verdad es que ha partido al debe, perdiendo gran parte del sello que lo hizo ser un programa querible. Veamos si el morbo de lo “so called” VIP sigue sosteniendo la audiencia.

Más sobre TV chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X