Inicio » TV chilena » Equipo

Muerte de Raquel Correa: La dama del Periodismo chileno

De un inesperado derrame cerebral e infarto falleció Raquel Correa, y con ella se cerró una página del periodismo chileno. Recordemos su relevante trayectoria.

Hablar de Raquel Correa es hablar de la historia del periodismo chileno y con su sorpresiva partida se va un periodismo marcado por el profesionalismo y respeto, donde el protagonista era la fuente noticiosa y la labor del periodista se lograba con ese mismo respeto e ingenio, sin brillar, entendiendo que la mesura y el tiempo eran mejores herramientas que la prepotencia y las ínfulas de figurar.

Raquel Correa

Foto: Alejandro Balart

La Premio Nacional de Periodismo en el año 1991 hizo sus armas mayormente con la pluma en Diario El Mercurio, pero tampoco fue ajena al micrófono, en radio Cooperativa, y a las cámaras en su rol de entrevistadora por años en Canal 13, rol que le dio figuración masiva como entrevistadora insigne de la vuelta a la democracia chilena.

Con su estilo pausado, ameno y diplomáticamente incisivo , Raquel Correa paseó frente a su artillería de preguntas a personajes que iban desde Marcelo “Chino” Ríos hasta la Madre Teresa de Calcuta, pasando por el General Augusto Pinochet en el celebrado libro “Ego Sum Pinochet” que publicó en 1989 junto a su colega y amiga, Elizabeth Subercaseaux (la DC y la comunista, como las llamó Pinochet al empezar la célebre entrevista).

El dedo de Lagos

Pero si hubo un episodio que la marcó en el inconsciente colectivo fue el dedo de Ricardo Lagos Escobar frente a la cámara en el programa que ella conducía “De Cara al País” en la víspera del plebiscito de 1988. Si bien, salvo un grito ahogado de ella, no pudo intervenir; el episodio le valió volver a ser reconocida como “LA” periodista política del país, luego de un prolongado periodo fuera de la luz pública debido a su posición en contra de la dictadura.

Raquel Correa confesaría con los años que si bien ella sabía que Lagos planeaba una patriada frente a las cámaras, debido a que preguntó antes de comenzar el programa cuál sería su cámara y cómo distinguir cuando esta lo enfocaba y transmitía, nunca se imaginó que el plan del futuro Presidente sería encarar en vivo a Pinochet, hecho que generó una tensión desmedida en el set y equipo del programa.

Con Raquel Correa no sólo se va una parte de la historia del periodismo chileno, sino también una dama de las comunicaciones que marcó diferencias con las generaciones actuales de profesionales de prensa, imponiendo su estampa de respeto, profesionalismo y oficio por sobre todas las cosas, y siempre luciendo que la fuente noticiosa está por sobre las ideologías y creencias personales.

Más sobre TV chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X