Inicio » TV chilena » Equipo

Víctor Gómez y el “olor a azufre”: ¿Libertad de expresión?

Amonestado y suspendido quedó el periodista deportivo Víctor Gómez luego de una expresión al aire alusiva al organizador del homenaje a Pinochet, Juan González. ¿Sanción justa?

Dentro de los términos que como sociedad nos encanta defender está el de la libertad de expresión, principio básico que nos garantiza el poder decir lo que pensamos libremente sin que nadie nos calle.

Este valor, que está consagrado en la Constitución chilena, en ninguna parte contempla la impunidad de los dichos que emitimos, siendo claros, nos garantiza el derecho a decirlos, pero no nos exime así de responsabilidades si estos contravienen la ley o bien la orgánica de los lugares donde nos desempeñamos.

Fuente: Chilevisión

¿Por qué todo este preludio? Por la sanción al periodista deportivo de Chilevisión, Víctor Gómez, quien fue sacado de pantalla indefinidamente el 19 de junio como reprimenda a sus dichos al aire en el programa “Ultima Mirada”, cuando dijo “Aprovechemos esta pausa para que pase el olor a azufre”, luego de una entrevista que dio el organizador del homenaje a Pinochet, Juan González, a Matías del Río. Frente a esta medida, no son pocas las voces que en redes sociales han gritado a los 7 vientos que esto es una violación a la libertad de expresión.

Acá hay que ser claros, ¿Es una violación a la libertad de expresión esta sanción? No, bajo ningún punto de vista.

Si el micrófono del periodista hubiese sido cortado al momento que él tira la talla del azufre hablaríamos de una violación a la libertad de expresión. Lo mismo si un ejecutivo hubiese corrido a taparle la boca, pero no fue el caso, Gómez ejerció su derecho a decir lo que se le dio la gana a plenitud, y nadie le coartó dicho derecho.

El tema es que al decir esa broma al aire el comentarista deportivo pasó a llevar la normativa interna de cualquier medio de prensa que, entre otras cosas, habla del respeto que se le debe a la fuente noticiosa aun cuando la persona que esté al frente violente los principios más sagrados que nosotros profesemos.

El respeto en la labor periodística es un valor tan grande como el compromiso a la verdad, y aun cuando se hace alusión a una persona que defiende a un violador de DD.HH., esta persona merece respeto.

El ámbito privado

En el ámbito personal el Sr. Gómez puede decir lo que se le da la gana, ya sea en su Facebook, en su blog o en cualquier parte donde no esté vestido de profesional de una empresa con nombre y apellido, pero cuando representa a su medio, es lógico que se le exija comportarse de acuerdo a las normativas que rigen ese ambiente.

A modo de ejemplo, al aceptar escribir para este sitio todos los que nos desempeñamos en él aceptamos normativas editoriales que se nos presentaron de forma bastante transparente. Nadie nos está fiscalizando a priori si cumplimos o no estas normas y con eso se garantiza nuestra libertad de expresión, pero sí a posteriori habrá sanciones en caso de que rompamos estas normas que aceptamos al momento de entrar a colaborar acá. Son las reglas del juego y las aceptamos así desde un principio.

Lo más probable acá es que Víctor Gómez haya lanzado la broma a modo de humorada y sin un mayor trasfondo político, algo que muchos de nosotros habríamos hecho en privado, pero eso no quita que entendamos que cada derecho conlleva responsabilidades y si no respondemos a estas responsabilidades habrán consecuencias.

Esta bien ya que como sociedad dejemos de repetir como papagayos derechos que sabemos que tenemos y empecemos a entender las responsabilidades que estos conllevan sin llorar.

La libertad de expresión no viene acompañada de impunidad en nuestros dichos. Tarea para la casa.

Más sobre TV chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X