Adicto a las “Selfies”, joven británico es diagnosticado con disformia corporal

Danny Bowman, de 19 años, relató en un programa televisivo inglés que la obsesión por verse bien en las famosas fotos lo llevó a querer atentar contra su vida.

Guía de: TV Internacional

Todo comenzó cuando Danny tenía 15 años y decidió viajar a Londres para presentarse en una agencia de modelos.  El joven fue desechado por la empresa, lo que significó un duro golpe para su autoestima, comenzó a bajar mucho de peso, a mirarse en el espejo por más de 10 horas al día y fotografiarse con su teléfono en busca de la “toma perfecta”.

Internet.

La obsesión fue más allá cuando Danny dejó de ir al colegio, prefiriendo quedarse en su casa tomándose fotos y auto medicándose. Fue un día así que su madre lo encontró tendido en el suelo con una sobre dosis de medicamentos.  Los médicos que lo atendieron lo diagnosticaron con Dismorfia corporal, trastorno que consiste en obsesionarse con algún defecto físico, ya sea real o inventado.

Danny fue invitado al programa británico ITV’s Daybreak dónde relató su historia y su camino hacia la recuperación. Además, ahora con 19 años, y sin haberse tomado una “selfie” en 7 meses, el joven lidera una campaña para concienciar a las personas de este tipo de desórdenes y apoyar a las personas que los padecen.

@alemartint

Más sobre TV Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X