Cinco reality shows que amamos, pero que lamentablemente son falsos

A veces la televisión de realidad tiene de todo menos eso. Aunque nos duela.

Guía de: TV Internacional

No podemos negar que uno de los placeres culpables que la gran mayoría compartimos son los reality shows. Tanto ha sido el éxito de este tipo de programas que desde que comenzaron hemos podido ver literalmente de todo. Lo que muchos nos tememos, viene siendo verdad en la mayoría de los casos, y es que estos programas muchas veces lo menos que tienen es eso: realidad.

Aquí cinco programas que todos hemos disfrutado, pero que lamentablemente no son tan reales como quisiéramos. Un eufemismo para decir que son totalmente falsos.

1.- Ghost Hunters.

 

Todos vimos alguna vez este programa y sentimos miedo, pero en el fondo siempre supimos que todo era mentira. La web está inundada de pruebas de que efectivamente todo era armado para el programa y que nunca encontraron un verdadero fantasma.

2.-Pimp my ride. (Enchúlame la máquina)

Internet.

 

Muchos problemas legales enfrentó este programa, y es que parece que en la mayoría de los casos, la cantidad de chiches que le instalaban a autos en mal estado era totalmente imposible. Después del programa, los usuarios descubrían que los altavoces no servían o que la pantalla de cine simplemente no entraba en la maleta del auto de su tatarabuelo.

Los productores se defendieron de las acusaciones alegando que los arreglos eran solamente para que el auto se viera más bonito, no para que efectivamente funcionara.

3.-Caso Cerrado.

Internet.

Aunque en esta ocasión queremos creer con todo nuestro corazón, lamentablemente no hay nada más falso (ni más divertido, por lo demás) que el programa presentado por Ana María Polo. La conductora confesó en una entrevista que: “Sí, en mi programa sí se recrean casos”, esto antes las preguntas sobre la veracidad de las increíbles situaciones mostradas en “Caso Cerrado” y explicó que “participar (de su programa) es un proceso voluntario, pues yo no tengo el poder de obligar a nadie a asistir para litigar sobre algún tema… entonces las historias son las que se recrean, aunque son sobre casos reales”.

 

4.- Catfish.

Internet.

Tanto el documental como el programa de televisión tienen una cuota de falsedad. Si bien los casos no son enteramente falsos, dicen los rumores que en la mayoría de los casos la persona que está engañando contacta al programa y ellos ubican al engañado, comenzando la historia desde ese punto.

5.-El show del problema

Internet.

 

En este programa, con casos aún mas inverosímiles que su competencia, Caso Cerrado, la mentira es realmente obvia, sin embargo, no deja de ser tremendamente divertido para ver.

Más sobre TV Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X