La increíble teoría sobre los personajes del “Chavo del 8″: ¿Representan los siete pecados capitales?

El programa mexicano es uno de los más populares de la historia.

Guía de: TV Mexicana

A cerca de cincuenta años de su debut, para nadie es un misterio que el “Chavo del Ocho” es uno de los programas más exitosos de la historia, y que marcó a generaciones completas en todo el mundo.

Sin embargo, las polémicas respecto a diferentes aspectos del show han salido a la luz en los últimos años, y ahora una increíble teoría se centra en sus principales personajes.

Chavo Personajes

Los personajes principales del “Chavo del Ocho”.

Resulta que, de acuerdo a los más incrédulos, Roberto Gómez Bolaños, su creador y quien representó al “Chavo”, creó en la vecindad una alegoría o representación del infierno.

De este modo, se cree que cada integrante representa uno de los siete pecados capitales, y acá explicamos cuál sería cada uno de ellos:

CHAVO: La gula. Siempre pasaba con hambre, le puso como sobrenombre al profesor Jirafales “Maestro Longaniza”, y que la torta de jamón sea su comida favorita iría en contra de las leyes divinas, pues se prohibía el consumo del cerdo por ser considerado un animal sucio.

DON RAMÓN: La pereza. No trabajaba, eludía sus responsabilidades como padre e inquilino y nunca pagó la renta, motivo de su eterna disputa con el Señor Barriga.

SEÑOR BARRIGA: La avaricia. Iba todos los días a cobrar el alquiler mensual, y siempre estaba pendiente de recibir dinero de parte de los habitantes del barrio.

QUICO: La soberbia. Era un niño mimado, que cada vez que veía a uno de sus “amigos” jugar con un objeto desgastado o de menor costo a los suyos, se jactaba de tener los mejores juguetes y una mejor situación económica.

CHILINDRINA: La ira. Su personalidad de enojo, y sus constantes llantos cuando las cosas le salían mal, se veían expuestas en los berrinches cuando arruinaba las actividades con sus compañeros.

DOÑA FLORINDA Y PROFESOR JIRAFALES: La lujuria. Las tardes en la casa de Florinda, y las eternas tacitas de café, y dejan sus encuentros a la imaginación.

BRUJA DEL 71: La vanidad. La manera en la que trataba de conquistar a Don Ramón, y como se vanagloriaba frente a él, se le atribuirían a esta situación.

Más sobre TV Mexicana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios