Inicio » Vegetarianismo » Equipo

Consumo de carne roja aumenta el riesgo de cáncer

Personas que consumen mayor cantidad pueden incrementar hasta en un 36% la posibilidad de desarrollar cáncer de colon.

El año pasado el Instituto Nacional de Estadísticas registró el mayor consumo de carne anual en la historia del país: 81,9 kilogramos per cápita, superando en 3,7% la cifra de 2009, que fue de 79 kilogramos. Casi un año después, la Clínica Las Condes (CLC) en conjunto con la Escuela de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile realizaron un estudio que reveló que en los últimos 25 años la mortalidad por cáncer colorrectal aumentó en un 116%.

¿Qué tiene que ver todo eso? Aunque en ese estudio no se relacionó directamente el aumento del consumo de carne con el crecimiento de la enfermedad. Sí lo hizo el American Institute for Cancer Research y el  World Cancer Research Fund, que luego de una investigación concluyó que aquellas personas que consumen más carnes rojas, pueden incrementar hasta en un 36% el riesgo de desarrollar cáncer al colon. Así, si una persona consume 690 gramos semanales de carne tendría un 17% más de riesgo de contraer la enfermedad. Mientras que un consumo más extremo de 1.38 kilos a la semana, elevaría el riesgo en alrededor de un 34%.

Consumo carne

Foto: El Mercurio

Abusar del consumo de carne puede provocar cáncer.

A una conclusión similar llegaron los científicos británicos de la Unidad de Nutrición Humana de la Clínica Dunn en Cambridge junto al Departamento de Química de la Universidad Abierta en Inglaterra, cuando en 2006 publicaron un estudio realizado a 500 mil personas durante diez años. En esa oportunidad se determinó que todos quienes comían habitualmente dos porciones diarias de carnes rojas tenían hasta tres veces más posibilidades de tener la enfermedad.

De acuerdo al estudio, la razón es que este tipo de carne daña el ADN del organismo al producir un agente cancerígeno llamado N-nitrosocompuesto que se forma en el intestino cada vez que se la come. Los científicos llegaron a esa resolución luego de estudiar las células del colon de varios voluntarios con dietas distintas, probando si la ingestión de carne afectaba al ADN. Cuando compararon las dietas basadas en carne roja con las vegetarianas encontraron que los niveles de ADN dañado aumentaban en el primer caso.

A eso hay que agregar otro dato importante: la digestión de la carne en los humanos demora. Distinto a lo que pasa en el caso de los carnívoros, que tienen un intestino 3 veces el largo de su cuerpo para facilitar la salida de la carne que se descompone rápidamente, los humanos tienen un intestino de 10 veces su estatura. Eso significa que puede tardar hasta tres días en eliminar la carne ingerida, mientras que un animal lo hace en sólo algunas horas. Esto hace que el intestino grueso se transforme en un lugar propicio para la aparición del cáncer.

El estudio del American Institute for Cancer Research y el World Cancer Research Fund, ha puesto además especial énfasis en las carnes procesadas como las salchichas, el jamón, tocino, cecinas y embutidos en general. Explica que habitualmente estos alimentos se preparan con un ingrediente carcinogénico llamado nitrito de sodio, que se usa como fijador de color para que la carne empaquetada luzca un color rojo brillante que la haga parecer fresca. Esta sustancia sería la que favorece la formación de nitrosaminas que estimulan la aparición de cáncer en el cuerpo. Por eso recomienda disminuir su consumo y leer si en las etiquetas sale mencionada como parte de los ingredientes.

Asimismo también llama a tener cuidado con el Glutamato Monosódico (GMS) un aditivo que se añade con frecuencia a las carnes y que es un potenciador del sabor. El problema con el GMS no es sólo que inhiba la sensación de saciedad y sea adictivo. El mayor inconveniente es que se lo ha relacionado con la diabetes, migrañas y, por supuesto, con la obesidad. Es difícil reconocerlo en el etiquetado de los productos, porque se le suele cambiar de nombre, pero, por lo general, se puede encontrar como GMS, E-621, Proteína Vegetal Hidrolizada, Accent, Aginomoto  o suavizante natural de carnes.

Conscientes de todo eso la organización Proyecto Cáncer perteneciente al Comité de Médicos por una Medicina Responsable, ha lanzado una campaña que busca etiquetar estos tipos de productos. “Al igual como el tabaco causa cáncer de pulmón, las carnes procesadas están vinculadas al cáncer de colon”, ha dicho el Presidente de Proyecto Cáncer, Neal Barbard, de la Escuela de Medicina de la Universidad George Washington. “Las compañías que venden hot dogs están conscientes del peligro y sus clientes merecen la misma información”.

Más sobre Vegetarianismo

  • ¿Cómo debe enfrentar un asado un vegetariano?

    ¿Cómo debe enfrentar un asado un vegetariano?

    Me he encontrado con vegetarianos que asumen la ley de la confrontación y durante un agradable almuerzo repleto de carnívoros observan con repulsión los rostros chorreantes de grasa y sangre.

  • Cocina vegetariana: Recetas con tofu y gluten (seitán)

    Cocina vegetariana: Recetas con tofu y gluten (seitán)

    Considerados como fuentes proteicas de excelencia, permiten elaborar platos tan versátiles como sabrosos. Tofu al curry con verduras, tofu apanado y carne de gluten, son las preparaciones que presentamos.

  • El mito del calcio: Exceso podría causar osteoporosis

    El mito del calcio: Exceso podría causar osteoporosis

    Aunque su ingesta ha sido recomendada por años como necesaria para el organismo y la salud de los huesos, estudios apuntan a que un alto consumo de proteínas de origen animal y calcio serían una mala mezcla.

  • Recetas para la soya y sus derivaciones

    Recetas para la soya y sus derivaciones

    La guía de vegetarianismo responde a uno de los lectores de Guioteca: Uno de los alimentos que más beneficios puede causar es la soya. La razón es que al igual que el resto de las legumbres es muy rica en fibra soluble.

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X