Vegetarianismo en niños: ¿Es realmente sano?

Existen ciertos requisitos que los expertos recomiendan seguir para que los pequeños puedan llevar una dieta de este tipo.

Guía de: Vegetarianismo

maxresdefault

Siempre la idea más aceptada ha sido que lo mejor para los más pequeños es que se alimenten de todo, desde vegetales, legumbres y frutas, hasta carnes y carbohidratos. Sin embargo, uno de los temas que siempre se ha discutido es la alimentación que los padres definen para sus hijos, y si es lo conveniente para ellos.

En los últimos años, una de las ideas que ha tomado fuerza es la de restringir el consumo de carnes, llegando al vegeterianismo o incluso el veganismo por parte de algunos, pero también traspasando eso a los niños.

¿Es bueno que los hijos sean vegetarianos? ¿Están bien alimentados o se cae en un  grave error que puede afectar su crecimiento?

La Asociación Americana de Pediatría (AAP), ante el alza de esta tendencia de vegetarianismo en menores, comenzó a entregar una serie de recomendaciones para los padres que quieran optar por este estilo de vida.

Según la misma AAP, una dieta vegetariana o vegana bien planificada de la mano de un médico y nutricionista puede ser totalmente compatible con el estado de salud en cualquier etapa del ciclo vital.

Los expertos explican que un niño puede ser criado a base de una alimentación rica en suplementos vegetales desde los seis meses de vida, y que lo más importante es nutrirlos con una gran variedad de alimentos para proveer la energía y vitaminas necesarias para su adecuado crecimiento y desarrollo.

Uno de los elementos más importantes es incluir en la dieta diaria el consumo de la vitamina B12 porque no está presente en los alimentos de procedencia vegetal y una deficiencia de la misma puede poner en peligro la salud del niño.

Estas son las recomendaciones que se debe seguir para alimentar correctamente a un niño vegetariano:

  • Incluir frutas y vegetales, lo más variada posible, tanto crudas como cocidas
  • Proteínas de calidad, como lácteos, huevo y principalmente en los veganos, legumbres y derivados, frutos secos, semillas y cereales integrales.
  • Vitamina B12: permitir la síntesis de proteínas, la formación de glóbulos rojos en la sangre y el mantenimiento del sistema nervioso central. Su deficiencia se vincula con la pérdida de energía, apetito y anemia.

Uno de los elementos más importantes antes de empezar este tipo de procesos es consultar a un médico especialista de manera constante, ya que los procesos de crecimiento son una materia de cambio constante.

Más sobre Vegetarianismo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X