Inicio » Viajes en Avión » Equipo

¿Qué pasa cuando un rayo alcanza a un avión?

La imagen de un rayo golpeando a un avión es espectacular. ¿Qué efecto puede tener en el avión y en la vida de los pasajeros?

Hace pocos días se dio a conocer un espectacular video en donde se ve como un Airbus 380, el avión de pasajeros más grande del mundo, es alcanzado por una serie de rayos en pleno vuelo.

Más allá de lo escalofriante que pueden resultar estas imágenes, el avión continuó volando sin ningún problema y llegó sano y salvo a su destino.

Rayos Aviones

Fotos: EFE

Los aviones están diseñados para soportar sin problemas la descarga de un rayo.

Mirando desde afuera, y pensando en la energía que contienen los rayos, el pensamiento más común sería pensar que los sistemas del avión pueden verse seriamente afectados por un evento como esto, sin embargo, esto no sucede.

Es más, diariamente cientos de aviones son alcanzados por rayos alrededor del mundo, pese a lo cual siguen volando sin ninguna dificultad ni sobretiempo.

¿Por qué sucede esto? Los aviones poseen sistemas de protección orientados a que, en caso de impacto, los rayos sólo “salgan y entren” de la aeronave, a través de su fuselaje.

El cuerpo del avión generalmente está construido de aluminio, metal que conduce de excelente forma la electricidad. Así, por lo general, los rayos entrarán por alguno de los extremos de la aeronave y se mantendrá en el exterior de la estructura. Si el avión no presenta “topes” para que circule la electricidad, entonces la carga no provocará mayores sobresaltos.

Cuidando los sistemas

Pero el avión no es una armatoste metálica. En su interior existen miles de sistemas y cables que permiten operarlo de forma exitosa. El cuidado de estos elementos es igual de importante que la estructura exterior.

Al igual que los computadores que uno puede tener en la casa, una sobrecarga eléctrica también puede dañar esta importante parte del avión. Para evitar esto cada uno de los sistemas vitales y críticos deben estar blindados y poseer supresores de alzas eléctricas.

Pero no sólo los sistemas eléctricos deben estar protegidos. En 1963 un avión de PanAm fue alcanzado por un rayo, el que generó una chispa que incendió sus tanques de combustible. A partir de ese accidente, las normativas se hicieron más estrictas, y hoy los estanques de los aviones son capaces de resistir chispas. Además, el fuselaje del avión debe asegurar que sus partes no generarán estas peligrosas chispas.

Más sobre Viajes en Avión

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X