Inicio » Viajes por Chile » Equipo

Chiloé: Las increíbles brujerías en la cueva de Quicaví

En esta zona del sur de Chile, con paisajes tan mágicos como sus mitos y leyendas, persisten las historias de hechizos y de reuniones nocturnas de brujos o aquelarres.

Dicen que en las noches, los brujos vuelan en Chiloé vestidos con un macuñ o chaleco elaborado de piel de difunto. También afirman que esta vestimenta se utiliza a manera de farol para surcar por los aires e ir a sus reuniones nocturnas o aquelarres, donde invocan al “maligno”. Estas increíbles historias de Chiloé son parte de la cultura popular del archipiélago, ubicado a unos mil kilómetros al sur de Santiago.

Con paisajes tan mágicos como sus leyendas, en Chiloé las historias de brujerías se centran en la cueva de Quicaví. A ese lugar de la comuna de Quemchi, se accede por una pequeña senda rodeada de matorrales y árboles que  disimulan su entrada rodeada de musgos.

Cueva Quicaví

Imagen: Eric Guerrero

La cueva de Quicaví estaría custodiada por un grupo de invunches.

El investigador de mitos y leyendas chilenos Oreste Plath, relata en sus estudios que el palacio de la brujería de esta isla se encuentra en la cueva de Quicaví, donde se celebran grandes reuniones de hechiceros.  Añade que el sitio tiene cuidadores o porteros “los invunches”, unos seres deformes que conocen a “los dignatarios y magnates del reino infernal”.

Quicaví es tranquilo, caracterizado por sus casas de madera y techos de tejuela de alerce. Situado frente a las islas Chauques se puede llegar a esta zona por el hermoso camino de la costa este, de Chiloé. Los viajeros pueden visitar localidades tan maravillosas como Quemchi, Aucar (donde está la isla de las almas), y Colo. Algunos lugareños afirman que en este último sitio está el verdadero lugar de encuentro de los brujos.

Las iglesias de Quicaví y Colo

En oposición a las prácticas de hechicería, Chiloé vivió un intenso proceso de evangelización, a contar del siglo XVII. Ello se evidencia, en la edificación de  iglesias en todo ese territorio insular por sacerdotes jesuitas y franciscanos.

Un símbolo especial representan las iglesias de Quicaví y San Antonio de Colo que testimonian el trabajo de apostolado de decenas de religiosos, en una zona llena de misterios que aún no terminamos de conocer.

Más sobre Viajes por Chile

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X