¿Cómo aprovechar Montevideo? Entre parrillas y sencillez

La ciudad con mejor calidad de vida de Latinoamérica tiene un encanto único. Aquí explicamos por qué.

Tengo una amiga uruguaya y juntas fuimos a comer una clásica parrilla al Mercado del Puerto de Montevideo. Rico, contundente y, por sobre todo, bien atendido.

Al día siguiente, estábamos en un paradero esperando un bus y aparece el mozo que nos atendió. Mi amiga lo saluda con un beso de la mejilla y charlan sobre el tiempo, que el bus se demora, de lo rico que estaban esos chinchulines. Así es la capital uruguaya –que no alcanza el millón y medio de habitantes–, arquitectónicamente similar a Santiago, pero con gente sencilla que se saluda en la calle y kilómetros de costa. Por algo es la ciudad con mejor calidad de vida de Latinoamérica.

Montevideo

Foto: NYT

La Rambla o costanera, es el lugar de encuentro favorito de los montevideanos.

Algunas ideas

A Montevideo se va a comer: chivitos (sándwiches de carne con todo lo que uno se pueda imaginar), bizcochos dulces o salados, mozzarellas y milanesas napolitanas.

A tomar cerveza en la plaza o, mejor aún, compartir un mate en la Rambla o costanera, lugar de encuentro favorito de los montevideanos.

A hacer el tour del Teatro Solís y aprovechar lo barato de las entradas y ver una buena obra (para cartelera y precios). Hay que caminar, recorrer 18 de Julio de principio a fin e ir a la feria de Tristán Narvaja el día domingo.

Es caro, pero no dista mucho de Santiago. El clima acompaña a pesar del viento, pero evitar Semana Santa donde la gente desaparece y se va al litoral (¡cómo no irse a esas playas!).

Alojar en el centro o Pocitos, donde es fácil encontrar locomoción, pero evitar acercarse hacia la Ciudad Vieja, que, desafortunadamente, se ha puesto peligrosa. Por sobre todo, un must en Montevideo es conversar con los lugareños y escuchar atentos lo orgullosos que hablan de su nación.

Más sobre Viajes por el Mundo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X