Bangkok: ¿Cuál es la profesión más antigua del mundo?

Hay millones, están en cada uno de los continentes, ciudades y pueblos del mundo. En la mayoría de los casos se acercan y ofrecen sus servicios, pero otras veces uno va a su encuentro para salir de algún apuro, necesidad o urgencia.

No hay turista que se salve, ni viajero que no haya sido víctima de alguno de sus ofrecimientos, malabares o trucos.

Hay millones, están en cada uno de los continentes, capitales, ciudades y pueblos del mundo. Esté donde uno esté siempre se les puede encontrar. En la mayoría de los casos amablemente se acercan hacia ti y ofrecen sus servicios. Otras veces uno va a su encuentro para salir de algún apuro, necesidad o urgencia.

Por lo general se paran en las esquinas. Algunas veces se les puede ver en solitario esperando por horas a que caiga algún cliente. Otras veces, en cambio, se les puede ver en grupos conversando alegre y amenamente sobre sus historias de calle, aventuras de la noche anterior y anécdotas varias. Entre las clásicas está el típico cliente borracho, el grupo de jóvenes desordenados que viene de algún carrete, el hombre de negocios estresado, el cuarentón endeudado o algún despechado con penas de amor.

Bangkok

Foto: Xiscoyauxientailandia.blogspot.com

Los viajeros son las principales víctimas en las calles de Bangkok.

Independiente del estado de la victima, siempre están ahí para escucharte, darte algún consejo y apoyarte en lo que se pueda hasta que todo acabe.

Generalmente trabajan de forma independiente, pero la mayoría tiene un jefe o dueño que les paga por su trabajo o se queda con parte de su sueldo, que dicho sea de paso, se lo ganan con el sudor de su frente.

Trabajan con un cliente a la vez. Aunque no tienen inconveniente de trabajar con grupos. Me ha tocado ver en ocasiones que se llevan hasta siete personas de una tirada y si los apuras un poco quizás se apiaden de un octavo sin problema.

En la mayoría de los países visten de amarillo o negro.

En Asia, por ejemplo en las calles de Bangkok, se les ve de rosado, azul, verde, rojo e incluso ocupan el morado. A veces combinan colores y se les puede ver con más de un tono a la vez.

La mayoría huele bien, no son de usar perfumes costosos, pero si pachulíes de buena calidad que en ocasiones quedan impregnados por horas en los usuarios.

Su apariencia exterior tiene que ser impecable, de lo contrario, podrían perder clientela. En su profesión, el tema de la limpieza tanto interna como externa es fundamental.

De sus cuerpos cuelgan cadenas, cruces, objetos esotéricos, religiosos y a veces incluso peluches, entre otras excentricidades.

Pero cuidado, detrás de estos coloridos, perfumados y enchulados trajes, se esconden verdaderas fieras, sobre todo cuando llega la hora de cobrar y pagar por el servicio prestado.

Si eres extranjero y nuevo en el barrio te aseguro que estos felinos con ruedas no van a tener piedad de ti. Les dará lo mismo cuantas horas hayas venido viajando, cuantos vuelos hayas perdido o cuanto rato pasaste haciendo escala en algún aeropuerto.

Te estarán esperando con una sonrisa de oreja a oreja, hablándote y cantándote al igual que las sirenas para aturdirte un poco más de lo que ya estás.

Saben que un conejo con mochila es una presa fácil de cazar y que no pone resistencia alguna. Sus frases típicas son “Hello my Friend”, “Can I help you” ,“Where are you going”.

Y como buenos gitanos del asfalto terminan leyéndote la billetera, cobrándote el doble, enredando el precio original y sacando provecho de su afilado taxímetro.

Así es que viajeros ahora que se acerca el verano y vienen las vacaciones prepárense. Si tienen presupuestado algún viaje al exterior tengan en consideración que pueden ser víctimas de los dueños del tránsito en más de una ocasión.

Lamento si algún lector califa se confundió y empezó a fantasear con otra cosa.

Lo que es yo, todavía no tengo claro cuál es la profesión más antigua del mundo. En estas latitudes el tema es confuso a ratos…

Foto: Sebastián Alamos

Más sobre Viajes por el Mundo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X