Katmandú y la rara costumbre de escupir en público

En algunos lugares de Asia tienen costumbres que pueden resultar curiosas o directamente asquerosas. Si quiere ir a Nepal sepa a qué tiene que atenerse.

Acá en Katmandú definitivamente uno no se levanta con el canto de los gallos al amanecer como en muchas partes del sur o norte de Chile.

Al contrario, al despertarse, uno escucha el no muy dulce canto de los pollos.

Y no estoy hablando precisamente de esos animales que vemos en el campo o en algún plato a la hora de almuerzo o comida, si no de aquel ruido gutural que hacen ocasionalmente algunos hombres chilenos con mas frecuencia o menos frecuencia según sus necesidades biológicas.

"Costumbre nepalesa"

Foto: Sebastián Alamos

En Nepal no es mal visto escupir en la vía pública.

Esta práctica, en nuestro país, se usa generalmente cuando uno hace deporte o en ocasiones cuando esta resfriado, en cualquiera de los dos casos es políticamente correcto hacerlo y nadie lo cuestiona mucho.

Pero acá, las cosas son distintas. Imagínese despertando a eso de las seis o siete de la madrugada con una sinfonía de “pollos” (escupos) afuera de su pieza. Lo más interesante es que este tipo de conciertos matutinos no son discriminatorios y en esta orquesta participan tanto mujeres como hombres. Incluso en ciertas ocasiones se puede ver niños “cantando” por los pasillos de un hotel u hostal de esta cuidad.

Pero si usted cree que este tipo de baladas termina cuando sale el sol, se equivoca. Durante todo el día y a cada hora se puede ver a estos trovadores tocando sus instrumentos en cualquiera de las calles de por acá. Obviamente hay algunos con más experiencia que otros. Como en toda profesión, hobby o actividad, la práctica hace al maestro, por lo que les puedo asegurar que la gente de edad acá es la que la lleva en esta materia. Son lo que en definitiva llevan mas años cantando y los que le han logrado sacar las mejores notas a su instrumento nasal.

Algunos de ellos, expertos debo decir, logran mantener durante un buen rato el tono antes de tirar al suelo las primeras notas.

Otros en cambio son de melodías más rápidas y sin tanta elaboración. Independiente del estilo de cada uno, las más famosas canciones son el “pollo alegro” y el “andante jugoso” entre otras.

Es que acá en Nepal todo lo que tiene que ver con modales básicos no es tema. Escupir es una conducta que esta a la orden del día, así como también sonarse con la mano, comer sin cubiertos, tirar papeles al suelo, flatearse en público, etc.

Les recomiendo que si vienen por estos lados tengan cuidado. A veces caminar por las calles de esta ciudad, es como cruzar por un campo minado. Hay que andar con los ojos bien abiertos y mirar el suelo de vez en cuando sobre todo si andan con chalas.

Yo he sido victima de alguna de estas minas antipersonales más de una vez.

Bueno, qué le vamos hacer, son culturas y costumbres diferentes, no por eso menos válidas e interesantes de conocer.

"Basura en Katmandú"

Foto: Sebastián Alamos

En Katmandú es usual ver toneladas de basura en las calles.

Pensando a futuro, quizás ahora que se nos viene un nuevo Festival de Viña podríamos hacer un intercambio cultural. Si los organizadores están medios complicados con los artistas para este año, podemos hacer los contactos con el Gobierno de Nepal e invitar a alguno de estos cantautores a la Competencia Internacional, les aseguro un espectáculo nuevo y de gran nivel, que no dejara indiferente a nadie.

Además podremos ver, como hace mucho tiempo no vemos, una bien ganada y no regalada gaviota, gargajo de oro o escupo de plata en el peor de los casos.

Sea cual sea la decisión del comité organizador estoy seguro que este nuevo movimiento musical, que a veces se escucha en nuestro país, jamás va a tener el éxito y convocatoria que tiene por acá, aunque José Alfredo “El Pollo” Fuentes me diga lo contrario y el famoso Carreño (Q.E.P.D) se retuerza en su tumba.

Más sobre Viajes por el Mundo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X