Los restaurantes más extraños del mundo: ¿Quién se atrevería a comer en ellos?

Desde comer en el cielo, hasta comer con ataúdes son alguno de los particulares restaurantes que existen en el mundo

Cada cultura posee su forma y costumbres de transformar su gastronomía en una que se diferencie de las otras. Nuevos sabores, más fuertes, más o menos condimentados, etc, Pero existen restaurantes que rompen con la rutina diaria y nos deslumbran con su rareza y singularidad de servir comida preparada. Estos son los restaurantes más extraños del mundo.

En Japón, existe un restaurante en el que sirven la típica comida de la zona, con los mismos sabores y hasta misma preparación, pero lo que lo diferencia de otros restaurantes es la forma en que se sirve. Este particular local de comida es llamado “Nyotaimori”, lo que en español significa específicamente: Presentación sobre el cuerpo de una mujer”. Sin embargo, una de las principales reglas de este tipo de restaurante es el poder de respeto frente a la modelo que exhibe su cuerpo para que el cliente coma sobre ella, donde los mismos usuarios no pueden tocarla, hablarle, pellizcarla ni tampoco referirse a ella.

Los restaurantes más extraños del mundo: Gastronomía de pelos

Nyotaimori, Japón

 

Otro ejemplo de rareza indiscutida es el restaurante ubicado en Taiwán, específicamente en Taipei, donde existe un lugar donde las personas van a comer y que imita a un sanitario enorme, haciendo referencia a que comes mientras haces tus necesidades. Este particular lugar se llama “The Marton” y una de sus características son sus platos, los cuales tienen forma de inodoros.

Los restaurantes más extraños del mundo: Gastronomía de pelos

The Marton, Taipei.

 

También, existe un lugar donde los clientes tienen que comer completamente a oscuras, no por diversión, sino más bien para potenciar los otros sentidos para que así la comida tenga otro sabor, más intenso y con más textura. Hablamos del restaurante ubicado en París, Francia, llamado “Dans Le Noir”. Otra característica de este particular local es que en la entrada los comensales tienen que dejar sus teléfonos celulares y sus relojes, con la intención de que la estadía sea más agradable y llevadera.

Los restaurantes más extraños del mundo: Gastronomía de pelos

Dans Le Noir, París, Francia

 

Otro particular lugar donde ir a comer con tu familia cuesta nada menos que 8.000 euros y yaces suspendido a 50 metros por encima del suelo. Hablamos del restaurante “Dinner in the Sky”, Bruselas, Bélgica. Aunque no sea un restaurante propiamente tal, una empresa belga ofrece el servicio de comer suspendido en el aire por todo el mundo.

Los restaurantes más extraños del mundo: Gastronomía de pelos

Dinner in the Sky, Bruselas, Bélgica

 

Finalmente, existe un restaurante en Polonia al cual llaman “Eternidad”, en el que los comensales comen bajo el servicio de una funeraria. El lugar se asemeja a un lugar de mal augurio, donde los clientes comen cerca de ataúdes con velas que provocan estado anímicos fúnebres y donde los nombres de los platos se acercan a su estilo. “Vamos a cumplir en el paraíso” y “Cuarenta días” son alguno de los platos.

Los restaurantes más extraños del mundo: Gastronomía de pelos

Eternidad, Polonia

 

No obstante, existen más restaurantes que poseen características únicas y descabelladas en donde los clientes cenan en lugares increíbles o bajo un servicio extraño y poco común.

Más sobre Viajes por el Mundo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X