Viajar nos hace felices: Estudio demuestra por qué estas experiencias son inolvidables

Con los viajes, te das cuenta de que la experiencia te llena mucho más que las cosas que puedes comprar.

“Yo trabajo para poder viajar”, “lo que más me gusta en la vida es viajar”, “ya en el viaje de regreso estaba pensando en cuál sería mi próximo destino”, frases como estas se escuchan cada vez más, ya que las generaciones actuales han cambiado sus prioridades en la vida y postergan muchos objetivos profesionales y personales para viajar antes lo más posible.

viajar es como un libro

Lo anterior no es casualidad, ni una moda pasajera, es tan cierto como que el chocolate nos hace felices. De hecho, este tema fue estudiado en la San Francisco State University, Estados Unidos y la razón de esto es que la felicidad que nos brinda el viaje consta de tres partes: el momento de la decisión de viajar y la planificación del viaje incluyendo la elección del destino, el viaje mismo, que es cuando experimentamos las experiencias que nos llevan a la tercera etapa: los recuerdos.

Romper la rutina es uno de los aspectos que nos alegran más durante un viaje, también ayuda que tenemos tiempo libre y podemos dedicarlo a disfrutar con otras personas, ya sean compañeros de viaje o personas que conoces durante el periplo. También puedes conectarte con la naturaleza, prestar atención a detalles que en tu ciudad no notas porque sabes que tienes que atesorar todo lo posible, ya que nunca sabes si podrás volver.

viajar 3 veces

Toda la vida hemos escuchado que el dinero no hace la felicidad, pero cuando estás de viaje te haces el propósito de ser menos materialista, porque te das cuenta de que la experiencia te llena mucho más que las cosas que puedes comprar, las cuales te entregan una sensación de gratificación por poco tiempo.

Thomas Gilovich, el investigador a cargo lo explicó con las siguientes palabras: “Se pueden recompensar dos semanas difíciles con un traje nuevo y un anoche de fiesta, pero nuestras mayores inversiones deben ir hacia experiencias que crean recuerdos para toda la vida”.

Además, cuando viajas te desconectas de la vida y sus problemas, eso te ayuda a combatir el estrés y a mirar algunas cosas o problemas con perspectiva y distancia, a veces te das cuenta de que no es tan importante como para seguir dedicándole tiempo, otras veces encuentras una solución. Muchas veces llegas con resoluciones que quieres aplicar cuando vuelvas, algo así como el balance que algunas personas realizan para el año nuevo, una evaluación hacia atrás y nuevos propósitos hacia el futuro.

viajar-

Viajando aprendes cosas que no aprendes en tu ciudad, ni en los libros, ni en internet, ya que lo vives en primera persona, una experiencia que no es comparable con lo que otros te dicen o con las fotos que has visto. Aunque vayas a un lugar que has visto mil veces como la torre Eiffel o Central Park, por poner ejemplos bien evidentes, es muy distinto estar ahí.

Lo que aprendes en un viaje no lo olvidas jamás. Si geografía no era tu materia fuerte en el colegio, no te preocupes, porque cuando vayas a un lugar aprenderás todo lo que el profesor te dijo y no retuviste y más, lo mismo pasa cuando vas a un museo, es muy distinto estar en presencia de una obra de arte como la Mona Lisa o Guernica que escuchar lo que el profesor de arte tenía que decir sobre la historia o la técnica utilizada.

Más sobre Viajes por el Mundo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X