Inicio » Vida Salvaje » Equipo

Koko: La increíble historia de la gorila que adopta tiernos gatitos

Imposibilitada de tener hijos propios, esta gorila no tiene problema alguno en adoptar otros animales y entregarle el amor de una madre.

Para el amor no hay fronteras y menos en el mundo animal. Es lo que refleja la historia de la gorila Koko, una primate que imposibilitada de tener hijos propios entrega amor de madre a pequeños y tiernos gatos.

La historia de Koko comienza en 1971, cuando Penny Patterson, una estudiante graduada de psicología de la Universidad de Stanford se hizo cargo de los cuidados de esta primate por un periodo de seis meses, pues esta se encontraba enferma en el zoológico de San Francisco.

Pasaron los meses y Koko logró recuperarse, pero también generar un lazo de cariño con Penny, quien le solicitó al zoológico un permiso para seguir trabajando con el animal como parte de su investigación.

gorila-gato-3

gorila-gato-4

Fue así como Penny Patterson trabajó con Koko y logró hacer que ella aprendiera más de 1000 signos del lenguaje de señas, así como a comprender 200 palabras de inglés.

Entre tanto, Koko alcanzó la edad en la que podía tener hijos, sin embargo sus capacidades naturales no se lo permitían y fue entonces cuando entabló una relación especial y de amor con pequeños gatos a los que iba tratando como hijos.

gorila-gato-1

gorila-gato-2

A tal nivel llegó esta particular relación entre una gorila y pequeños gatos que incluso en una oportunidad un gato se escapó y murió, a lo que la gorila reaccionó con pena, pero haciéndole saber a sus dueños mediante el lenguaje de señas que quería un nuevo gato para cuidar como si fuera su propio hijo, enseñándole a comer y entregándole su cariño de madre.

Koko es también parte de la Fundación Gorila, que busca hacer conciencia sobre el cuidado de estos primates, los que de no ser cuidados pronto podrían desaparecer, pues están en peligro de extinción.

Más sobre Vida Salvaje

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X