La hiena aprendió su lección: No molestes a un leopardo a la hora de su aseo

El felino fue sorprendido en un momento de relax y tuvo que reaccionar.

Guía de: Vida Salvaje

Los felinos son animales muy perceptivos y atentos, que rara vez tienen la guardia baja. Es muy extraño encontrarlos despreocupados de lo que sucede alrededor de ellos.

Este leopardo estaba demasiado descontracturado mientras aseaba sus patas, al tiempo que una hiena apareció en escena y permaneció observando inofensivamente a pocos metros de distancia. Hasta que el depredador detectó su presencia.

leopardo hiena

De inmediato, el felino se incorporó en sus cuatro patas y lanzó un rugido feroz, que alcanzó para que su “invasor” retrocediera de golpe.

Ambos animales permanecieron cruzando miradas amenazadoras, aunque sin intenciones de atacarse. Después de todo, el leopardo sólo buscaba relajarse.

Este es el video:

Más sobre Vida Salvaje

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios