Los traficantes de marfil ahora también asesinan aves en peligro de extinción: ¿Cuál es la explicación?

Los cazadores furtivos crearon una nueva estrategia para evitar a las autoridades.

Guía de: Vida Salvaje

Los traficantes de marfil de África ya no se conforman con asesinar elefantes, sino que también sienten la necesidad de acabar con las aves en peligro de extinción. Según información proveniente del gobierno de la República de Botsuana, los mercaderes ilegales provocaron la muerte de al menos 537 buitres y dos águilas pardas en el norte del país.

De acuerdo a las fuentes oficiales, entre los animales fallecidos hay 468 buitres de espalda blanca, 28 buitres encapuchados, 17 buitres de cabeza blanca, 14 buitres con cara de lepet y 10 buitres del cabo, todas especies en situación crítica.

La estrategia de los cazadores consiste en rociar con veneno a los cuerpos de los elefantes asesinados, con el fin de que estas aves carroñeras mueran al intentar alimentarse.

Cientos de buitres fallecieron envenenados en Botsuana.

Cientos de buitres fallecieron envenenados en Botsuana.

Entidades protectoras de los derechos de los animales explicaron que esta nueva metodología de los cazadores de paquidermos no tiene un objetivo comercial (al menos, no directamente). Su principal preocupación consiste en que los buitres y águilas, cuando hallan un elefante muerto, dan la voz de alerta sobre la ubicación del asesinato.

Desde la entidad de conservación africana VulPro manifestaron su preocupación por el asunto. “Los buitres son centinelas de los animales cazados furtivamente, por lo que están siendo atacados”, expresó la directiva Kerri Wolter al New York Times.

Por lo pronto, las muestras de veneno ya fueron enviadas a analizar. Los resultados ayudarán a las autoridades a tomar medidas contra la caza furtiva, que ahora preocupa por duplicado al continente africano.

Más sobre Vida Salvaje

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X