Una madre ñu defiende a su cría de feroces depredadores durante cinco horas: ¿Cómo termina la historia?

Un leopardo y una familia de jabalíes intentaron devorar al pequeño animal. Este es el video.

Guía de: Vida Salvaje

Parecía una “presa fácil”, pero no lo era. Cualquier animal que intentara secuestrar a este pequeño ñu africano en el Parque Kruger debía enfrentar a su madre hasta las últimas consecuencias.

El recién nacido yacía en la pradera, herido, incapaz de moverse, cuando apareció un leopardo con malas intenciones. El felino, sin embargo, se esfumó de la escena en cuanto vio que su presa tenía una “guardaespaldas” que daría la vida para salvar a su hijo.

La madre intenta espantar a los jabalíes.

La madre intenta espantar a los jabalíes.

El peligro no desapareció. Poco después, una familia de jabalíes intentó llevarse al pequeño. Una vez más, la madre del ñu salió al rescate, espantando a los atacantes cuantas veces fue necesario.

El pequeño yació durante cinco horas, luego de lo cual, lógicamente, su madre comenzó a sentir el cansancio. Allí fue cuando el leopardo volvió a mostrarse, tomó la presa entre sus dientes y se la llevó a pura velocidad. En esta ocasión, ganó el más paciente.

A continuación, el video:

Más sobre Vida Salvaje

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios