Cómo acelerar el metabolismo y quemar más calorías para bajar de peso

Existen prácticas que facilitan que el organismo pierda kilos extra de manera rápida, natural y sana.

Guía de: Vida Sana

Una de las formas más eficaces para adelgazar, con el menor esfuerzo posible, es acelerando el metabolismo. Cuando se ingiere alimentos o bebestibles, el cuerpo los procesa inmediatamente y utiliza las sustancias que le sirven.

Lo anterior es el proceso denominado metabolismo y es diferente en cada persona. Es una fase bioquímica que ocurre en las células, que permite digerir y asimilar los nutrientes. Brinda la energía necesaria para los diferentes desarrollos esenciales como el crecimiento, la mantención celular y  la reproducción. Para que sea lento o rápido influyen una serie de factores como el sexo, la edad, la genética y el estilo de vida.

Cuando el metabolismo funciona correctamente y a un ritmo acelerado, el organismo gasta las calorías necesarias para perder peso y la energía de más no se acumula en forma de grasa.

A juicio de la nutricionista de la Clínica Indisa, Ximena Díaz, en relación a la composición corporal, “se sabe que el tejido muscular es metabólicamente más activo que el tejido graso, por lo tanto, quienes tienen más masa muscular gastan más energía y también tienen un mayor metabolismo basal”, afirma. El metabolismo basal es la energía mínima que se necesita para mantener la vida.

Del mismo modo, añade que mientras pasan los años se pierde masa muscular y el gasto de energía es menor, por ende, el metabolismo es más lento. Además, asevera que los hombres “tienen mayor masa muscular que las mujeres y, en consecuencia, tienen un metabolismo mayor y más rápido”.

metabolismo

Consejos para acelerar el metabolismo

Algunas recomendaciones para activar el metabolismo, tener más vitalidad y preparar al cuerpo para que consuma más calorías son las siguientes:

1.- Realizar actividad física: Según la nutricionista Ximena Díaz, este hábito es el que tiene más impacto al momento de mejorar el metabolismo. Lo importante de practicar algún deporte es que el organismo genera un gasto de energía no sólo mientras está en movimiento, sino que también luego de unas horas, incluso si está en reposo.

Por su parte, la nutricionista holística argentina, Gisela Pitura, sostiene que es fundamental añadir distintas intensidades al ejercicio. Agregar algunos intervalos de 30 segundos cada vez que se efectúe una actividad física (caminar, nadar o correr, entre otros), donde se debe aumentar la intensidad y luego regresar a la potencia normal. “Estos ligeros cambios harán que el cuerpo consuma más energía, fortalece considerablemente la capacidad de las células para regenerarse y les ayuda a tener una mayor oxigenación”, explica la especialista.

Del mismo modo, es primordial complementar el deporte, un par de veces a la semana, con un entrenamiento con pesas, aunque sean livianas. Contribuirá a aumentar la masa muscular y disminuir la grasa, pues el tejido muscular consume más calorías y al incrementar su volumen facilitará la pérdida de peso.

2.- Hidratarse: La profesional de la Clínica Indisa asevera que el agua es vital para que las células realicen procesos de gasto de energía. Si no existe una buena hidratación, estas acciones no se desarrollarán de una forma óptima y habrá menos gasto de energía.

En general, se recomienda beber entre 8 y 9 vasos por día. Pero depende de cada organismo, del estilo de vida de cada uno, de las actividades físicas diarias y de los factores ambientales como el clima y la altitud. Tomar 500 ml de agua favorece a incrementar en un 30% la actividad metabólica, ya que induce la termogénesis.

3.- Priorizar las proteínas: Las células del organismo gastan más energía cuando digieren proteínas, por lo tanto, al aumentar su consumo se produce un mayor gasto energético. La nutricionista Ximena Díaz recomienda incorporar alimentos ricos en proteínas como pescado, pollo, pavo, vacuno (cortes magros), huevo, lácteos y legumbres.

4.- Evitar el consumo de grasas trans: Este tipo de grasas merma la habilidad natural del cuerpo para quemar grasa. La nutricionista Gisela Pitura explica que esto se debe a que se alteran las células y se alarga el metabolismo. Asimismo, se puede generar resistencia a la insulina e inflamación.

Por otro lado, ingerir ácidos grasos saludables ayuda a acelerar el metabolismo y regular los niveles de azúcar en la sangre. Este tipo de alimentos se pueden encontrar en las nueces, semillas de linaza, aceite de lino y semillas de chía.

5.- Consumir té verde: Esta infusión además de tener una variedad de propiedades antioxidantes, también ayuda a acelerar el metabolismo, facilita la oxidación de la grasa y la termogénesis.

6.- Utilizar aceite de coco: Es innegable que este producto tiene un sinfín de beneficios para la salud. Una ventaja importante para el organismo es que facilita quemar grasas más rápidamente.  Estudios demuestran que estas grasas se asimilan fácilmente y consiguen estimular al metabolismo para que queme hasta tres veces más calorías que otros aceites.

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X