Ensaladas: Cuidado con las que son poco saludables y que engordan

Este tipo de comida, conocida como ligera, admite una gran cantidad de ingredientes. Algunos de ellos como las papas, los crutones y la mayonesa incrementan su valor energético, sobrepasando las 1000 calorías.

Guía de: Vida Sana

A la hora de querer bajar de peso o iniciar una dieta, existe un alimento estrella que se viene de inmediato a la mente: las ensaladas. Sin embargo, a pesar de lo que muchos creen, las ensaladas no son siempre saludables y sinónimo de bajas calorías.

Según la especialista en obesidad y magíster en Nutrición Clínica, Dra. Yaisy Picrin, uno de los errores al momento de preparar una ensalada radica en los aderezos, pues la mayoría contienen bastante grasa. Además, es fundamental saber el gasto calórico que tiene una persona a diario. “Si es absolutamente sedentario, no tiene derecho a comer grandes platos de ensalada”, sostiene.

Del mismo modo, explica que la porción ideal es el 60% del plato. “En total, tiene que ser un 80% de vegetales de hojas verdes como acelga, alcachofa, apio, lechuga, espinaca o brócoli; y un 20% de verduras de otros colores como zanahoria, tomate, betarraga o palta, pero no se debe abusar de ésta última, evitando incorporarla todos los días”, asegura.

Foto: Internet

Algunas ensaladas y condimentos que parecen sanos y no lo son tanto:

  • Papas mayo: Una cuchara de mayonesa posee cerca de 60 calorías. Por lo tanto, “una porción de papas mayo sobrepasa las 300 calorías y la gente acostumbra a ingerir dos tazas, aproximadamente”, menciona el nutricionista de la Clínica Avansalud, Roberto Gabarroche.
  • Atún: si sueles comer atún, prefiere al natural o al agua en lugar de atún en aceite.
  • Exceso de aceitunas: Su alto contenido en sodio propicia la retención de líquidos. Tan sólo cinco aceitunas “poseen 180 calorías”, advierte la nutricionista de la U. San Sebastián, Francisca Peña.
  • Frutos secos: Las pasas, nueces y almendras suelen emplearse para otorgar un sabor más apetecible a las ensaladas, pero se deben usar con moderación, pues añaden varias calorías. La recomendación es consumirlas en pequeñas cantidades y alternar su utilización. Por ejemplo, si un día se incluyen nueces, no se deben mezclar con pasas. Otro consejo es cambiar los frutos secos por frutas como manzanas, piñas o naranjas.
  • Salsas, quesos y crutones: Evitar los ingredientes altamente calóricos como las salsas ricas en grasa, azúcar o mayonesa, al igual que los quesos como el parmesano o cheddar. Asimismo, una porción de crutones, que son trozos de pan frito, equivale a 60 calorías. En reemplazo de estos ingredientes se recomienda aceite de canola o de oliva. “Lo ideal es una o dos cucharaditas”, afirma la nutricionista Carolina Wittwer.
  • Pollo: Si prefieres las ensaladas con pollo, se debe evitar que sea apanado o frito, y elegir pollo a la plancha.

Las ensaladas se asocian directamente como una forma de adelgazar, pero si no se tiene cuidado en su preparación se puede transformar en una comida poco saludable y que favorezca el aumento de peso.

Hay que escoger ensaladas con vegetales frescos como zanahoria, lechuga, tomate o espinaca cruda e incluir aliños con poca grasa como aceto, limón, aceite de oliva, especies aromáticas o vinagre de manzana.

 

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X