Tips para rendir una buena PSU: No a la comida chatarra ni a las grasas saturadas

La nutricionista de AIN Chile, Catalina Miranda, afirma que una apropiada pauta de comidas es importante para lograr una mayor concentración.

Guía de: Vida Sana

Aproximadamente 290 mil jóvenes rendirán la Prueba de Selección Universitaria, PSU, este 28 y 29 de noviembre. El nerviosismo y las largas horas de estudio provocan, generalmente, cambios en la dieta de los estudiantes. Algunos se saltan las comidas y otros se alimentan de forma errónea, priorizando en muchas ocasiones las papas fritas, las hamburguesas y los dulces.

Para estar en óptimas condiciones y dar una buena evaluación, no sólo es primordial adquirir los conocimientos adecuados sino que también es fundamental consumir determinados productos. “Alimentarse de la manera correcta brindará todos los nutrientes necesarios y optimizará el desarrollo y funciones cerebrales para un rendimiento superior”, sostiene la experta.

alimentos-psu

Hay que considerar que el organismo de una persona de 18 años requiere un poco más de calorías que un adulto de 25 años o mayor, ya que el cuerpo aún se está desarrollando. Por lo tanto, se sugiere preferir la comida casera y las colaciones saludables, reducir el consumo de azúcar y no abusar del pan ni las frituras.

Menú ideal

El desayuno es vital.  Sin esta comida se incrementa la reserva de grasa; el cerebro trabaja más lentamente, disminuyendo la concentración; y aumenta la ansiedad por la comida.

A juicio de la nutricionista de AIN Chile, Catalina Miranda, es aconsejable un lácteo + cereal o pan (½ marraqueta, 2 rebanadas de pan de molde o 1 pan pita light) con agregados saludables como  pechuga de pavo, palta, huevo, mermelada light o quesillo. “Lo anterior se puede reemplazar por una leche con plátano o un batido + frutos secos. Otra opción puede ser un yogurt light + ½ taza de cereal y una fruta a gusto”, asevera la especialista.

En el almuerzo y la cena se sugiere la ingesta de papas, arroz, pastas, choclo o alguna legumbre. La cantidad dependerá de la altura, estado nutricional y nivel de actividad física de cada uno.

En la alimentación diaria hay que incluir, al menos, cuatro porciones de lácteos descremados y sin azúcar; y consumir dos veces al día proteínas bajas en grasas como pescado, pollo o pavo. Del mismo modo, se indica la ingesta de verduras (dos porciones) y frutas (3 unidades). Ojalá contar con tres colores distintos al día, por ejemplo, verdes, amarillas y rojas.

En cuanto a los alimentos ricos en grasas vegetales, se aconseja consumir 5 nueces, 10 almendras o 3 cucharadas de maní sin sal.  En las ensaladas se puede agregar ¼ de palta o 5 aceitunas. Hay que utilizar el aceite crudo, ya que no es conveniente para cocinar ni para frituras.

Alternativas naturales para estar más alerta

  • Mate, té verde, té rojo y 2 tazas de café al día, como máximo.
  • Consumir brócoli, coliflor, cúrcuma, legumbres y jengibre, en infusiones o batidos, para fomentar conexiones cerebrales y otorgar más oxigenación al cerebro.
  • Optar por batidos, preferentemente con antioxidantes como las frutillas y los arándanos.
  • Una media chirimoya con jugo de naranja, ambas altas en potasio, contribuyen a la memoria y el aprendizaje.
  • Usar especias como el romero y el sésamo.

Bonus track: Otras recomendaciones

  • Respetar las comidas diarias (desayuno, colación de mañana, almuerzo, colación de tarde y una cena liviana) es fundamental para controlar la ansiedad.
  • Realizar actividad física, 180 minutos a la semana o más.
  • Mantener una hidratación adecuada, mínimo dos litros al día.
  • Dormir al menos 8 horas.

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X