Inicio » Videojuegos » Equipo

La absurda polémica que tiene a Candy Crush Saga enfrentada con la industria de videojuegos

El popular juego desarrollado por King comenzó una inédita cruzada para patentar la palabra "Candy" y prohibir su uso en aplicaciones y videojuegos. Esta medida ya fue aprobada en la Unión Europea y Estados Unidos.

King, creadores de Candy Crush Saga, están tratando de cuidar a su producto estrella y desde el año pasado comenzaron a patentar las palabras que se relacionen con el juego, evitando que otras empresas hagan productos con nombres similares para sacar provecho de su éxito.

Candy Crush Saga es un juego de puzzles que trata de mover dulces de colores y realizar combinaciones según los colores de éstos, y la idea es conseguir los objetivos de cada nivel como son destruir todas las piezas del mapa antes que se acabe el tiempo, alcanzar puntajes o realizar combinaciones de un solo color, entre otros. Este título es un desafío adictivo y enviciante, ya que es fácil de jugar y tus contactos de Facebook pueden ayudarte regalando turnos y poderes.

candy crush

Foto: Agencias

Solo el año pasado, Candy Crush Saga consiguió más de un billón de dólares en ganancias y ha sido descargada más de 500 millones de veces, siendo uno de los mayores éxitos comerciales para móviles.

Por esto, King en febrero de 2013 decidió registrar algunas de las palabras que aparecen en sus juegos y además patentó 13 frases que incluyen la palabra “Saga” (link al documento PDF oficial), aludiendo a que confunden a los jugadores. La Unión Europea ya aprobó algunas de las patentes, prohibiendo el uso de las palabras en videojuegos, aplicaciones, programas, prendas de vestir, juguetes y accesorios (apuntando a comenzar un merchandising similar al de Angry Birds). Mientras en Estados Unidos siguen esperando la aprobación definitiva, pero ya se le dio el visto bueno, de manera que a fines de este mes serán los dueños de la palabra “Candy”.

Apple ya comenzó a enviar mensajes a las empresas que crearon aplicaciones y juegos con la mencionada palabra a que cambien el nombre del juego o se enfrentarán a acciones legales.

Con esto también se pasó a llevar a “The Banner Saga“, un juego hecho por Stoic, cuya segunda parte está parada a causa de esta restricción en el nombre. Este juego no tiene nada que ver con los colores y golosinas de Candy Crush Saga; sus protagonistas son vikingos y su jugabilidad tiene características RPG con estrategias. Además, fue financiado por los mismos videojugadores a través del sistema Kickstarter.

La molestia de los desarrolladores y jugadores de todas partes no se ha hecho esperar alegando que la medida de King es abusiva y monopolizadora al registrar la patente de una palabra común y genérica como “Candy” y “Saga”. Por esto comenzaron la “Candy Jam”, una iniciativa donde pueden publicar sus juegos de forma siempre que usen la palabra “Candy” en el título. El usar otros nombres como “Memory”, “Saga”, “Edge” o “Apple” te otorga más puntuación ante los jueces.

La polémica está lejos de terminar y King ha realizado declaraciones diciendo que no están contra el uso de la palabra en los juegos, sino que de las imitaciones, pero el problema es que la Ley funciona de otra forma.

Más sobre Videojuegos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X